La política económica en México será la principal estrategia de seguridad

El presidente electo defendió la creación de la Guardia Nacional como parte de su plan en seguridad, aunque afirmó que la política para el crecimiento económico tiene mayor peso en la estrategia.

La nueva política económica en el país, junto con la dedesarrollo social, representarán el 80% de la estrategia de seguridad, aseguróel presidente electo Andrés Manuel López Obrador.

El objetivo será alcanzar un crecimiento mayor al 2% anual que ha registrado México en los últimos años, el cual, si se descuenta el crecimiento poblacional, queda en 0%, según el mandatario a partir del 1 de diciembre.

En entrevista en el programa Tercer Grado, de Televisa, López Obrador insistió en que el crecimiento se logrará al erradicar la corrupción, ya que sin este problema, el presupuesto público alcanzará para más; además, la austeridad en el gobierno liberará fondos, sin aumentar impuestos ni deuda.

El futuro presidente admitió que no basta el erario para detonar el desarrollo, por lo que éste será usado como inversión semilla que aumente a su vez la inversión privada tanta nacional como extranjera.

En ese sentido, confió en que México será un país atractivo para las inversiones pues se buscará dar confianza actuando con mucha responsabilidad en materia económica.

“Imagínense para el inversionista, que pueda invertir en un país sin corrupción, con un auténtico estado de derecho, va a ser muy atractivo México”, expresó.

El presidente electo indicó, además, que está en la búsqueda con Estados Unidos y Canadá para pactar un acuerdo de inversión de empresas y de gobiernos para financiar proyectos productivos en Centroamérica y México.

Detalló que un acuerdo de este estilo se tuvo cuando la Secretaría de Hacienda estuvo dirigida por Antonio Ortiz Mena (1958-1970) y producto de ello fue la inicio de la construcción del Metro de la Ciudad de México, gracias a una alianza con el gobierno de Francia.

“Estoy convencido de que si no hay crecimiento, no hay empleos; si no hay empleos, no hay bienestar, no hay paz, no hay tranquilidad”, aseveró.

Aboga por Guardia Nacional

López Obrador destacó que la Guardia Nacional que propone en su estrategia de seguridad será una policía, pese que a será conformada con efectivos castrenses emanados de la Policía Militar y la Policía Naval.

El mandatario electo indicó que también serán integrados en la Guardia los elementos de la Policía Federal, cuerpo en el cual encontró falta de disciplina y profesionalismo, al igual que en la Policía Ministerial y las policías estatales y municipales; un desastre, resumió.

Por otra parte, dijo confiar en los soldados, ya que el Ejército es el pueblo uniformado, aunque admitió que han cometido errores en el pasado.

El próximo presidente aclaró que si el Congreso aprueba su estrategia de seguridad, las Policías Militar, Naval y Federal se unificarán y desaparecerán eventualmente para que la Guardia Nacional que como un cuerpo permanente, al estilo de la Guardia Civil de España o la Gendarmería de Francia.

Dijo, además, que decidió apoyarse en las Fuerzas Armadas por su formación y lealtad hacia el Comandante Supremo, que es el presidente del país.

“Voy a conducir a esta fuerza, voy a ejercer mis derechos, para que esta fuerza se vaya formando en el respeto a los derechos humanos y al uso (adecuado) de la fuerza, a cumplir con protocolos”, afirmó.

Al referir que la Organización de las Naciones Unidas (ONU) tiene un ejército de paz, López Obrador señaló que él aspira a tener un cuerpo con formación militar que respete los derechos humanos y a que no haya masacres.

Al ser cuestionado sobre si se enteró de algo o cambió algo con respecto a la seguridad ya como presidente electo, mencionó que como candidato, la gente se le acercaba para denunciarle casos de violación a los derechos; tras ganar la elección presidencial, lo que más ha recibido en sus actos públicos son solicitudes de protección y de ayuda para buscar a familiares desaparecidos.

Equilibrio en Banxico

Luego de la renuncia de Roberto del Cueto Legaspi al cargo de subgobernador del Banco de México (Banxico), lo cual le dará la oportunidad de postular a alguien en su lugar, López Obrador adelantó que buscará un equilibrio en la Junta de Gobierno de la institución.

Esta postulación será la segunda que hará ya que primero nominará al economista Jonathan Heath para reemplazar a Manuel Ramos Francia, cuyo término de ocho años como subgobernador concluye a finales de 2018.

“Les doy un dato, la mayoría de los vicegobernadoresson de una sola escuela; vamos a buscar ahora que haya un poco más deequilibrio”, dijo tras indicar que aún evalúa junto con su equipo a quiénescogerán.

Por Forbes Staff