Estudios a profundidad, claves para no retrasar al Tren Maya en México

Esta obra contempla más de 1,500 kilómetros, además se prevé que una a los estados de Quintana Roo, Chiapas, Tabasco, Campeche y Yucatán.

Los estudios a profundidad que se hagan en materia financiera, legal, ambiental, y técnica serán claves para que el Tren Maya logre su cometido de conectividad y de generación de inversiones, considera Jorge Guadarrama, socio del grupo de práctica de Inmobiliario y de Infraestructura en Baker McKenzie.

Para la consultora esta obra debería realizar sus estudios a profundidad durante un año, mientras que la construcción debería tardar cuatro años. El gobierno del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, considera que el Tren Maya quedará construido en 4 años.

“Proyectos de esta magnitud toman mucho tiempo, por lo que se tienen que hacer estudios a profundidad. Tienes que empezar por secciones, además debes tener tipos de tren y de combustibles van a ser utilizados”, comenta el socio en Baker McKenzie.

No obstante, Jorge Guadarrama reconoce que podrían darse cambios de ruta debido a que la obra puede pasar por áreas de selva y zonas arqueológicas. “Un tema a considerar son los derechos de vía, se tiene que trabajar sobre los que faltan”, agrega.

Guadarrama sostiene que desde el punto legal es viable la obra, debido a que ya se ha dicho que la obra comenzará a ser licitada desde diciembre del presente año. No obstante, considera que los estudios dirán si la obra es factible financieramente.

“El problema en México es que por una falta de planeación no se sabe que es lo que pasa con los proyectos o no salen como se piensan. El Tren Maya requiere estudios de tráfico y de impacto ambiente que sean serios”, agrega.

Puedes leer:  CCE-Campeche celebra derrama económica prevista con Tren Maya

A pesar de que ya hay posibles interesados en el proyecto, en términos generales este tipo de proyectos (Tren Maya) no son muy exitosos desde un punto de vista financiero, debido a que el Estado tiene que ir subsidiando el proyecto, expone el socio del grupo de práctica de Inmobiliario y de Infraestructura en Baker McKenzie.

Un ejemplo de la mala planeación es el Tren México-Toluca, el cual se ha visto afectado por el aumento en los costos, por lo que ya no es viable desde un punto de vista financiero, añade.

En 2014, la obra fue cotizada en 38, 000 millones de pesos (mdp), pero de acuerdo con el Presupuesto de Egresos de 2018, el actual costo asciende a 59,000 mdp, indicó el Instituto Mexicano para la Competitividad.

El proyecto del Tren Maya puede llegar a costar entre 6,000 y 8,000 millones de dólares, calcula el gobierno del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador. Sin embargo, un mal planteamientos haría que costará más de los estimado en un principio.

1533097155536

Tramo Cancún-Túlum es viable

En entrevista con Forbes México en septiembre, el gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín González, señaló que esta obra podrá ser aprovechada por los turistas que visitan la zona de Cancún y Tulúm, debido a que en la zona de la Riviera Maya hay más de 60,000 cuartos de hotel.

En este mismo sentido, Jorge Guadarrama, socio del grupo de práctica de Inmobiliario y de Infraestructura en Baker McKenzie coincide con el gobernador del estado del Caribe mexicano, debido que sostiene que a partir de este tramo se podrían lograr ingresos para la obra.

“Una opción es comenzar de Cancún a Tulum para darle viabilidad al resto de la ruta, ya que esta primera parte puede generar los recursos que se requieren para la construcción”, reitera.

El mandatario electo detalló que se utilizará el derecho de vía del antiguo ferrocarril del sureste, por lo que las obras de construcción podrán comenzar rápido y se prevé terminarlo en 4 años.

Los recursos públicos para destinarse serán los recaudados por el impuesto al turismo, alrededor de 7,000 millones de pesos por año, y se lanzará una convocatoria para que participe la iniciativa privada.

La licitación del proyectó se lanzará el mismo 1 de diciembre, día que arranca la nueva administración federal, afirmó López Obrador.

Por Israel Pantaleón (Forbes)