Koreas make nuclear pledge after historic Summit

Koreas make nuclear pledge after historic Summit: (En español más abajo)

The leaders of North and South Korea have agreed to work to rid the peninsula of nuclear weapons, after holding a historic summit.

The announcement was made by the North’s Kim Jong-un and Moon Jae-in of South Korea after talks at the border.

The two also agreed to push towards turning the armistice that ended the Korean War in 1953 into a peace treaty this year.

The summit came just months after warlike rhetoric from North Korea.

Speaking at a banquet after Friday’s talks, Mr Kim hailed the progress he said had been made.

“We bade farewell to the frozen relationship between North and South Korea, which was a nightmare. And we announced the beginning of a warm spring to the world,” he said.

What is in the agreement?

Details of how denuclearisation would be achieved were not made clear and many analysts remain sceptical about the North’s apparent enthusiasm for engagement.

An issue for the North is the security guarantee extended by the US, a nuclear power, to South Korea and Japan and its military presence in both countries.

Previous inter-Korean agreements have included similar pledges but were later abandoned after the North resorted to nuclear and missile tests and the South elected more conservative presidents.

Mr Kim said the two leaders had agreed to work to prevent a repeat of the region’s “unfortunate history” in which progress had “fizzled out”.

“There may be backlash, hardship and frustration,” he said, adding: “A victory cannot be achieved without pain.”

Other points the leaders agreed on in a joint statement were:

-An end to “hostile activities” between the two nations

-Changing the demilitarised zone (DMZ) that divides the country into a “peace zone” by ceasing propaganda broadcasts.

-An arms reduction in the region pending the easing of military tension

-To push for four-way talks involving the US and China

– Organising a reunion of families left divided by the war

– Connecting and modernising railways and roads across the border

-Further joint participation in sporting events, including this year’s Asian Games

The two countries have also agreed to seek international support to reach this goal, the joint statement says.

What do China and the US say?

China later praised the political determination and courage of both leaders and said it hoped the momentum could be maintained.

US President Donald Trump also welcomed the news, tweeting that “good things are happening”.

Mr Kim is due to meet Mr Trump in the coming weeks. Speaking in Washington, Mr Trump said he would not be “played” by the North Korean leader. “We will come up with a solution and if we don’t we’ll leave the room,” he said. New US Secretary of State Mike Pompeo – who earlier this month travelled secretly to Pyongyang to meet Mr Kim – said his impression was that Mr Kim was serious about reaching a deal.

“The economic pressure put in place by this global effort that President Trump has led has led him to believe that it’s in his best interest to come to the table and talk about denuclearisation,” he said, speaking at a Nato meeting in Brussels.

How did Friday’s summit unfold?

The leaders were met by an honour guard in traditional costume on the South Korean side. The pair walked to the Peace House in Panmunjom, a military compound in the DMZ.

Mr Kim then invited the South Korean president to step briefly across the demarcation line into North Korea, before the pair stepped back into South Korea – all the while holding hands.

 

 

Las Coreas realizan una promesa nuclear después de una Cumbre histórica

Los líderes de Corea del Norte y del Sur acordaron trabajar para librar a la península de armas nucleares, luego de celebrar una histórica cumbre.

El anuncio fue hecho por Kim Jong-un del Norte y Moon Jae-in de Corea del Sur después de las conversaciones en la frontera.

Los dos también acordaron impulsar el armisticio que terminó con la Guerra de Corea en 1953 en un tratado de paz este año.

La cumbre se produjo pocos meses después de la retórica guerrera de Corea del Norte.

Hablando en un banquete después de las pláticas del viernes, Kim elogió el progreso que dijo que se había realizado.

“Nos despedimos de la relación congelada entre Corea del Norte y del Sur, que fue una pesadilla. Y anunciamos el comienzo de una primavera cálida para el mundo”, dijo.

 

¿Qué contiene  el acuerdo?

Los detalles de cómo se lograría la desnuclearización no quedaron claros y muchos analistas siguen siendo escépticos sobre el aparente entusiasmo del Norte por el compromiso.

Un problema para el Norte es la garantía de seguridad extendida por los Estados Unidos, una potencia nuclear, a Corea del Sur y Japón y su presencia militar en ambos países.

Los acuerdos intercoreanos previos han incluido promesas similares, pero luego fueron abandonados después de que el Norte recurriera a pruebas nucleares y de misiles, y el Sur eligió presidentes más conservadores.

Kim dijo que los dos líderes habían acordado trabajar para evitar que se repita la “desafortunada historia” de la región en la que el progreso “se desvaneció”.

“Puede haber reacción violenta, dificultades y frustración”, dijo, y agregó: “No se puede lograr una victoria sin dolor”.

Otros puntos que acordaron los líderes en una declaración conjunta fueron:

-A fin de “actividades hostiles” entre las dos naciones

-Cambio de la zona desmilitarizada (DMZ) que divide al país en una “zona de paz” al cesar las transmisiones de propaganda.

-Una reducción de armas en la región a la espera de la relajación de la tensión militar

– Impulsar conversaciones a cuatro bandas en las que participen Estados Unidos y China

– Organizar una reunión de familias dejadas divididas por la guerra

– Conexión y modernización de ferrocarriles y carreteras al otro lado de la frontera

– Más participación conjunta en eventos deportivos, incluidos los Juegos Asiáticos de este año

Los dos países también acordaron buscar apoyo internacional para alcanzar este objetivo, dice la declaración conjunta.

¿Qué dicen China y los Estados Unidos?

Más tarde, China elogió la determinación política y la valentía de ambos líderes y dijo que esperaba que se mantuviera el impulso.

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, también dio la bienvenida a las noticias y dijo que “están pasando cosas buenas”.

El Sr. Kim se reunirá con el Sr. Trump en las próximas semanas. Hablando en Washington, Trump dijo que no sería “engañado” por el líder norcoreano. “Vamos a encontrar una solución y si no lo hacemos, saldremos de la habitación”, dijo. El nuevo secretario de Estado de los Estados Unidos, Mike Pompeo, quien a principios de este mes viajó secretamente a Pyongyang para encontrarse con el Sr. Kim, dijo que su impresión era que el Sr. Kim hablaba en serio acerca de llegar a un acuerdo.

“La presión económica puesta en marcha por este esfuerzo global que ha llevado a cabo el presidente Trump lo ha llevado a creer que está en su mejor interés acercarse a la mesa y hablar sobre la desnuclearización”, dijo, en una reunión de la OTAN en Bruselas.

¿Cómo se desarrolló la cumbre del viernes?

Los líderes fueron recibidos por una guardia de honor en traje tradicional en el lado surcoreano. La pareja caminó hacia la Casa de la Paz en Panmunjom, un complejo militar en la zona desmilitarizada.

Luego, el Sr. Kim invitó al presidente de Corea del Sur a cruzar brevemente la línea de demarcación hacia Corea del Norte, antes de que ambos retrocedieran hacia Corea del Sur, todo el tiempo tomados de la mano como signo de paz.