Inolvidable primer safari en Sudáfrica

En nuestro primer safari por Sudáfrica, elegimos ir al Addo Elephant National Park (https://www.sanparks.org/parks/addo/) por comodidad y cercanía de los otros destinos seleccionados para recorrer este hermoso País.  Ubicado a 60 km de Port Elizabeth este parque nacional es el santuario de los elefantes africanos y de otras especies amenazadas. Podrán ver además hienas, leones, cebras, jabalíes, antílopes, búfalos, chacales, entre otros.

Lo diferente de este parque  es que pueden hacer excursiones para ver tiburones y ballenas, por su proximidad del mar, destacándose dentro de los otros parques que cuentan con los animales denominados Big 5 (Elefantes, Búfalos, Leones, Leopardos y Rinocerontes), en Addo cuentan con los Big 7 (tiburones y ballenas).

La infraestructura es excelente, tanto de las rutas, los hoteles, y el propio parque. Hay opciones de toda clase, desde resort en reservas privadas a todo lujo a hospedajes en granjas o en hoteles más económicos.

Elegimos un hotel granja, por su cercanía a la entrada del Parque y por ser algo diferente. El hotel tiene diferentes habitaciones y cabañas, lujosas y rústicas, para todos los gustos. Nuestra preferencia fue por alquilar una cabaña rústica de madera y techo de paja, con ducha y baño al aire libre, una experiencia inolvidable, muy divertida.

Nuestro hotel granja recomendado en Addo es el:

http://www.addodungbeetle.co.za/

Existen alternativas al momento de recorrer el parque, pueden hacerlo por cuenta propia en un automóvil o con guías locales. También se pueden hacer cabalgatas a caballo por las montañas. Debido al tamaño del parque, es necesario ir varios días para recorrerlo entero y para ver las diferentes razas de animales. Algunos salen solo a cazar por la noche, entonces hay que realizar safaris nocturnos o al amanecer para verlos. Otros en cambio se pueden apreciar durante el día sin problemas (los herbívoros).

En nuestro caso, recorrimos el parque por nuestra cuenta 3 días y el último día con el safari del mismo parque al amanecer, con guía. Ambas experiencias valen la pena, genera mucha adrenalina recorrer y ver esos animales grandiosos tan cerca, que aparecen a cualquier momento. Hay que andar con cuidado y no bajarse en lugares que no se tenga una vista de al menos 5km porque cualquier animal puede aparecer y ahí tendrán un grave problema.

A tener en cuenta:

Los precios son razonables y accesibles, y se puede pagar en efectivo (Rand es la moneda local) o con tarjetas de crédito en cualquier lugar. Es importante tener un buen nivel del idioma Inglés, ya que casi nadie habla español. En relación al clima, es cambiante, puede hacer 2 grados por la noche y llegar a 26 por la tarde, en invierno, como fue nuestro viaje. Por lo tanto deben llevar abrigos y ropa de verano también.

Los safaris de fotografía son increíbles, podemos disfrutar de cerca los animales africanos y ayudar con su conservación. Ojalá que la cabeza de la gente vaya cambiando, tomen conciencia y dejen de cazar animales por “deporte” lo que es algo cruel y estúpido, o para comercio de pieles o de marfil. Fomentamos desde esta revista la protección de la fauna y del medio ambiente.

Si son apasionados por la naturaleza y la vida salvaje, les encantará esta experiencia. Muy recomendable y seguramente no será el último safari que hagamos…

 

 

Por Sebastián Baldunciel.