Mauritius, un destino exótico encantador

Al investigar destinos turísticos fuera de Latinoamérica, surgió la idea de conocer Mauritius, una república independiente, que ya fue colonia Británica y Francesa, que queda en el continente africano, pero que gana enorme influencia de la India y de China, por su cercanía e inmigración. Comparando precios, no dudamos en que valía la pena ir hasta esa remota isla ubicada en el océano índico.

Playas en Flic en Flac.

El 70% de la población es de origen Hindú, y el idioma predominante es el Francés. Con un poco más de 1 millón de habitantes, el país cuenta con una excelente infraestructura. Las carreteras son de primer nivel y la variedad de hospedajes y restaurantes es amplia y para todo tipo de presupuestos.

La gente local es amable y dispuesta a ayudar, un placer pasar unos días en ese país con personas tranquilas y educadas.  Aunque la mayoría habla inglés, es bueno hacer un curso básico de francés antes de viajar porque a veces suele ser útil.

En relación a la seguridad, es absolutamente tranquilo, lo que convierte a este destino en una opción ideal para ir en familia.

Playas de Le Morne.

La gastronomía local es influenciada por las culinarias de la India, Francia y China, por lo que tanto predominan los sabores agridulces y bien condimentados. Los dos ingredientes más consumidos en la isla son la vainilla y el azúcar negro, que también están presentes en platos como pollo con salsa de vainilla, que nos pareció delicioso!

En invierno la temperatura media es de 25 grados y en verano de 28 grados, con brisas frescas provenientes del océano, por lo tanto es un clima agradable que permite disfrutar sin morirse de calor.

Las playas son hermosas, y para todos los gustos, están las más tranquilas sin olas como Pereybere, Belle Mare, Troux aux biches; las que son excelentes para practicar deportes acuáticos como snorkel, kite surf y buceo como Blue Bay, Le Morne y Flic en Flac.

Flic en Flac.

 

Playa de Belle Mare

 

Playa de Blue Bay

 

 

Kayak y snorkel en Blue Bay.

Para fanáticos de la vida marina, Mauritius ofrece excursiones para nadar con delfines en alto mar, buceo, y pesca. Personalmente preferimos nadar con delfines, y fue una de las mejores experiencias de nuestras vidas, nadamos junto a dos grupos de entre 30 y 50 delfines cada uno por algunos minutos de adrenalina que valieron la pena todo el esfuerzo de levantarse temprano y el costo. Pagamos por el paseo  25 dólares americanos por persona.

Nadando con delfines salvajes en alto mar:

Además de las hermosas playas, Mauritius cuenta con cavernas, parques ecológicos como el Casela Park, donde se encuentran varios de los animales africanos y hasta se puede interactuar con leones, lo que fue una experiencia inolvidable.

 

Entrada del Casela Park

La moneda local es la Rupia de Mauritius, y aceptan tarjetas de créditos en casi todos los negocios. La gente nativa está siempre dispuesta a facilitarte la vida, así que no hay problemas a la hora de los pagos.

Isla Mauricio es un destino con un clima relativamente templado a lo largo de todo el año. Las temperaturas son moderadas y las precipitaciones ocasionales.

Ciudad de Mahebourg, Mauritius.

Hablando de forma general, en la meseta central la temperatura varía entre los 20ºC en agosto y los 26ºC en febrero. En la costa la temperatura suele ser más alta. El norte y el oeste de Isla Mauricio son más cálidos y secos que la parte sur y este de la isla.

En Isla Mauricio el verano de desarrolla entre noviembre y abril. Durante estos meses el clima es cálido y húmedo. Las temperaturas más altas se dan entre diciembre y febrero. A lo largo de estos meses las precipitaciones son abundantes, especialmente en la meseta central durante febrero y marzo.

Los mejores meses para practicar el buceo son desde diciembre hasta marzo. Para la pesca de altura, la época ideal se extiende desde octubre hasta abril.

Aunque cualquier época es ideal para visitar Isla Mauricio, se puede decir que los mejores meses para viajar son desde abril hasta junio y desde septiembre hasta diciembre.

Los templos hindúes de Mauritius están en casi todo el País, algunos se los puede visitar y hablar con las personas que los cuidan, es una excelente manera de conocer mejor la cultura rica y variada de este lugar.

Para hospedarse hay gran variedad de hoteles, bed and breakfast, resort de lujo, casas y apartamentos por AIRBNB y hoteles de 3 estrellas. Nosotros estuvimos alojados en el hotel Blue Beryl  (http://www.blueberyl.com/), el cual recomendamos por la excelente ubicación, cerca del aeropuerto y de Blue Bay, una de las mejores playas. El staff es muy servicial y con amplio conocimiento de la isla para recomendar lugares, paseos y restaurantes. Por un precio razonable, vale la pena hospedarse en este hotel que queda en la playa y se puede salir directamente de la habitación a la arena en unos pocos metros.

 

Vista de la habitación, Hotel Blue Beryl.

 

Hotel Blue Beryl, desde el pier.

El transporte es variado, hay transporte público, taxis y se puede alquilar carros. Depende de lo que les guste hacer, si tienen pensado recorrer todo lo que la isla ofrece, lo mejor es alquilar un carro, si bien manejar en Mauritius no es complicado ya que las carreteras  están en buenas condiciones, es recomendable alquilar un carro con GPS o comprar un chip de celular local para usar waze en su propio celular, sobre todo es necesario para andar dentro de los pueblos de la isla. De noche cierra todo temprano (mercados, negocios, a las 19hs) y como la iluminación pública de las calles es baja, no es aconsejable manejar de noche.

De la herencia Británica heredaron los carros con el volante a la derecha y el sentido de las calles y carreteras por la izquierda, lo que hace bastante complicado manejar para quienes vivimos en américa latina, por lo tanto si van a alquilar un carro, que sea para andar con mucho cuidado y despacio!

Ojalá les guste este País encantador tanto como a nosotros, buena suerte y buen viaje!

Por Sebastián Baldunciel