Científicos argentinos descubrieron un antídoto natural para prevenir y curar la gastritis

Investigadores del Centro de Referencia para Lactobacilos de Tucumán, dependiente del Conicet, encontraron que la bacteria probiótica Streptococcus thermophilus CRL1190 podría anular o limitar el rol patógeno del microorganismo.

La gastritis es una afección estomacal, por lo que mantener una correcta alimentación es fundamental, tanto para evitarla como para aliviar los síntomas que la caracterizan. Entre las molestias más comunes de esta patología se encuentran la inflamación de la mucosa gástrica, que genera una sensación ardiente en la boca del estómago que puede llegar hasta el pecho, como también acidez, náuseas, vómitos, indigestión y pérdida de apetito. Hasta hoy, sus tratamientos consistían en fármacos especializados y una dieta estricta para aliviar sus síntomas. Científicos argentinos descubrieron una solución natural que sería de gran ayuda para su cura definitiva.

La clave podría estar en una bacteria probiótica denominada Streptococcus thermophilus CRL1190. Los especialistas del Centro de Referencia para Lactobacilos (Cerela) de Tucumán junto al Conicet, aseguraron que dentro de lo que podría considerarse una especie de “guerra bacteriológica”, esa cepa sería capaz de anular o limitar el rol patógeno de otro microorganismo, Helicobacter pylori, causante tanto de gastritis como de úlceras.

“En un modelo de inflamación inducido usando células humanas de estómago incubadas con Helicobacter pylori, nuestro probiótico disminuyó el estado de inflamación y mostró capacidad de competir por el sitio de unión con la bacteria patógena”, reveló a la Agencia CyTA-Leloir la doctora Graciela Font de Valdez, investigadora Superior del CONICET en el CERELA.

La investigación fue liderada por el biotecnólogo Guillermo Marcial, bajo la dirección de Font de Valdez, quien correlacionó los hallazgos en líneas celulares humanas con estudios previos realizados en ratones con gastritis: aquellos animales alimentados con leche fermentada y rica en Streptococcus thermophilus CRL1190, disminuían el estado inflamatorio de la mucosa gástrica de manera similar a quienes recibían omeprazol, un medicamento que bloquea la secreción de ácido por el estómago.

El fin del proyecto consiste en desarrollar lo que se conoce como bio-formulados capaces de ser administrados a los pacientes como suplementos dietarios. Los especialistas afirmaron que no presentan contraindicaciones y pueden servir tanto para prevenir como también para tratar la gastritis.