El huevo, de villano a superalimento en las dietas

El huevo es un alimento altísimo en proteínas y vitaminas esenciales, son tantos sus beneficios, que estudios recientes del Reino Unido recomiendan comer uno al día para cumplir con el consumo de nutrientes diarios.

Hasta hace algunos años debido a su contenido de colesterol, se lo había casi prohibido de las dietas, pero sin embargo, con los últimos estudios científicos, se ha podido desmentir esa imagen negativa.

Una investigación reciente de la revista Complete Nutrition del Reino Unido, asegura que el huevo puede considerarse como la “multivitamina de la naturaleza”, por su combinación excepcional de proteínas y vitaminas.

Además de proteínas de alta calidad y ácidos grasos, los huevos contienen muchos nutrientes esenciales, como la vitamina D, vitaminas del complejo B, selenio, yodo y colina. Según la misma autora del informe, la doctora  y dietista Carrie Ruxton, “hay evidencias que indican que los huevos constituyen la multivitamina de la naturaleza, por lo que está justificado que los profesionales de la salud promuevan su consumo”, en vez de restringirlo.

La nutrióloga de Benefit Nutrition, Arantzazu Jugo, explica: “las recomendaciones dietarias anteriores sobre la salud cardiovascular recomendaban el consumo de máximo 4 huevos semanales, dado su alto contenido de colesterol. Sin embargo, estudios recientes han demostrado que incluso 1 huevo al día no aumenta el riesgo de enfermedad cardiovascular y aporta nutrientes esenciales”. La nutrióloga recomienda comerlo de la forma más natural posible, ojalá cocido, y no preparado en aceite.

Un huevo de tamaño mediano proporciona cerca de 66 kcal, 4.6 gr de grasa, 1.3 gr de ácidos grasos saturados y 177mg de colesterol. En cuanto a las vitaminas, agrega el estudio, los huevos son una fuente excelente. Una porción de dos huevos proporciona el ciento por ciento de los nutrientes (considerando el valor de referencia europeo) para la vitamina B12 y más del 60% para la vitamina D.

Las vitaminas del B apoyan la liberación normal de la energía, la función psicológica/nerviosa y reducen el cansancio y la fatiga. En tanto, la riboflavina contribuye a  la salud de la piel y los ojos y es un buen antioxidante, mientras la vitamina B12 y folato apoyan el sistema inmune. El estudio también muestra que comer huevo aumenta la sensación de saciedad y quita el hambre. ¿Qué mejor?

Aunque nada en exceso hace bien a la salud, lo aconsejable es el consumo moderado y sin agregarle otros alimentos grasosos como el bacon. Por otro lado, consumirlo totalmente crudo es peligroso ya que puede contener bacterias perjudiciales, entonces lo mejor es cocinarlo en agua cómo mínimo 3 minutos.

También es importante el método de cocimiento para no quebrar las proteínas, lo ideal según especialistas es el huevo poché estrelado, es decir sin mezclar la yema con la clara.