La primera CEO latina de una compañía Fortune 500: “Hablar bien español siempre me ha beneficiado”

Este mes Geisha Williams se convirtió en la única hispana en tener un cargo de dirección general de una empresa en la lista de las Fortune 500, una promoción que ha sido calificada de histórica. “Ser latina es lo que soy. Es mi identidad”, dijo la líder cubana con más de tres décadas de experiencia en la industria energética.

El ejemplo que mis padres me proporcionaron sobre la importancia de la familia, la fe y el trabajo duro me marcó desde una edad muy temprana”, comentó Williams. PG & E Corporation.

‘Alguien tiene que dirigir este lugar, ¿por qué no tú?’. Geisha Williams tenía poco más de veinte años y trabajaba para una compañía eléctrica en Florida cuando un jefe le hizo esa pregunta.

” Al principio de mi carrera la gente como yo no manejaba empresas, ciertamente no las mujeres, ciertamente no latinas, ciertamente no inmigrantes. Así que mis aspiraciones no eran particularmente elevadas. Honestamente, fue como ser golpeada por un rayo. Me dio permiso para soñar mucho más en grande que nunca”, dijo Williams, cubana estadounidense.

Recuerda haberse sentado a revisar el organigrama para ver qué tenían en común aquellos que estaban arriba en la escalera corporativa: vicepresidentes, presidentes, gerentes. Se dio cuenta de que muchos eran ingenieros. Bueno, ella era ingeniera. También de que muchos tenían experiencia en operaciones y se dijo a sí misma: ‘si trabajo duro ¿qué impide que yo sea capaz de dirigir?’.

Desde principios de marzo Williams es CEO (directora general) de la empresa PG & E Corporation, una de las más grandes del mundo de gas natural y electricidad. Esto la ha convertido en la primera y única mujer latina con ese cargo en una compañía Fortune 500, el listado que reúne a las 500 empresas con mayores ingresos en Estados Unidos.

El que Williams haya sido designada CEO no es un logro pequeño y muchas organizaciones latinas han celebrado su designación. La Asociación de Profesionales Latinos for America (ALPFA) la puso de primera este año en lista de las de 50 latinas más poderosas en el mundo empresarial, y otras organizaciones como Latino Coalition, TechLatino y The Hispanic Association on Corporate Responsibility (HACR) dicen que su promoción “es histórica”.

En la actualidad los hispanos ocupan menos de 4% de las posiciones ejecutivas de las compañías Fortune 500, mientras las mujeres hispanas ocupan menos del 1%, según cifras de la organización The Hispanic Association on Corporate Responsibility (HACR). En este momento, gracias a Williams, el número de hispanos sirviendo como CEO de empresas Fortune 500 llegará a 10.

“Williams cruzó una de las fronteras laborales más importantes para las latinas en el mundo empresarial estadounidense”, dijo a Univision Noticias Cid Wilson, presidente y CEO de HACR, quienes han hecho seguimiento por más de tres décadas de la inclusión de hispanos en las empresas estadounidenses.

Trabajando como cajera se hizo buena en las matemáticas

Williams nació en Cuba, de donde la trajeron sus padres, disidentes políticos, cuando tenía cinco años. “Venir a este país desde Cuba nos proporcionó una libertad y una oportunidad que era aún mayor de lo que imaginábamos”, señala.

Su familia llegó a St. Paul, Minnesota, en mitad del invierno, sin hablar el idioma y “con la ropa que teníamos encima, como tantos otros inmigrantes”, como describió al San Francisco Chronicle y luego se mudaron a Union City, New Jersey. Ambos padres trabajaron sin descanso. Su mamá hacía manualidades y su papá hacía turnos de día en una fábrica y lavaba vajillas por la noche.

Con el tiempo la familia reunió los fondos suficientes para abrir La Guajira y La Milagrosa, unas pequeñas tiendas de comestibles o ‘bodeguitas’, donde Williams trabajaba como cajera al terminar los deberes. Allí aprendió a calcular el vuelto, una habilidad que le sirvió después para ser buena en las matemáticas. También “que el trabajo duro no te matará” y el valor del servicio al cliente.

En casa solo le permitían hablar en español. “Cuando era niña, mi madre insistía en que leyera libros en español como una manera de construir mi vocabulario y mejorar la estructura de mis oraciones y mis habilidades gramaticales. Estoy muy agradecida de que tomaran esa decisión; hablar bien español siempre me ha beneficiado. Hablar un segundo idioma es un privilegio. Hablar español, que es una lengua tan hermosa y rica, es un regalo”, dice Williams.

 

Más energía verde o ecológica

Fue en la universidad, en un pasillo, donde vio el cartel en que solicitaban pasantes para trabajar en la compañía eléctrica Florida Power and Light Company, donde después haría carrera por 24 años. Empezó como representante de conservación de energía residencial, un entry-level position: visitaba los hogares de sus clientes y les daba recomendaciones sobre cómo podrían reducir su consumo de energía, en lugares que con frecuencia veían interrumpido el servicio por el azote de los huracanes.

No tardó en ascender. En un ejemplar de la revista Working Woman (Mujer trabajadora) de 1990, que todavía puede conseguirse en Google Books, hay referencias de Williams: “una gerente de servicios de 28 años, responsable de mantener el poder zumbando en las líneas de 150,000 clientes en el distrito de Hialeah de Miami”.

En 2007 Williams dejó Florida y empezó a trabajar en PG & E Corporation, una empresa que brinda gas natural y servicio eléctrico a aproximadamente 15 millones de personas a lo largo de un área de servicio de 70,000 millas cuadradas en California.

Quizás su obra más significativa en esta década es que bajo su liderazgo, la compañía ha empezado a producir más energía verde o ecológica, pasando a obtener en la actualidad cerca de un tercio de su energía de fuentes renovables, mientras el resto es una mezcla de energía de fuentes nucleares e hidroeléctricas.

Tony Earley Jr., el CEO anterior mencionó sobre Williams cuando fue anunciada la sucesión: ” En el futuro, vamos a tener que integrar más energía solar en los techos, más vehículos eléctricos, y ella es la que nos va a ayudar a hacer eso”.

PG & E Corporation, de hecho, divulgó en enero un plan de 253 millones de dólares para estimular el uso de vehículos eléctricos en California. El proyecto incluye ayudar a facilitar el proceso de conversión de autos que usan diesel o gasolina a electricidad y ampliar la instalación de estaciones de carga rápida de vehículos eléctricos. “Todavía no está claro a nivel nacional, hacia dónde las políticas nos conducirán. Pero puedo decir que en California, todos estamos abocados a la energía limpia”, dijo Williams.

 

Poder nuclear y la seguridad

Como CEO, Williams tiene la obligación de hacer crecer la compañía, incrementar el valor de las acciones y garantizar que sea sólida financieramente hablando. Pero también, mucho de su trabajo tiene que ver con la seguridad.

En 2010, cuando tenía dos años y medio en PG & E Corporation, hubo una explosión en San Bruno donde murieron ocho personas y quedaron destruidas decenas de hogares. “Nunca olvidaremos las lecciones que hemos aprendido como consecuencia de San Bruno”, declaró Williams en su momento. “Realmente ha hecho que nos centremos en la seguridad”. De ese incidente también aprendió que siempre hay que estar preparado para las crisis, al punto de que hoy en día simula las ruedas de prensa y practica las respuestas difíciles con anterioridad.

La cubano estadounidense también tuvo un rol crucial en unas negociaciones con el estado de California en las que PG & E Corporation se unió con organizaciones laborales y ambientales para programar el cierre de la planta nuclear de Diablo Canyon, que ofrece actualmente aproximadamente el 9% de la energía del estado.

Damon Moglen, asesor estratégico de la organización ecologista Friends of the Earth, dijo a Univision Noticias que el acuerdo alcanzado para que la planta cierre en 2025 fue histórico y que el rol de Williams fue crucial en ello. “Fueron unas negociaciones extremadamente complejas y se llegó a un acuerdo importantísimo no solo para la energía del futuro en California, pero para Estados Unidos e incluso el resto del mundo”, añadió Moglen, quien fue parte activa del pacto.

 

Las mujeres no deben dejarse intimidar

Williams ha dicho que todavía va a conferencias y hay pocas mujeres con cargos como el de ella. También que en su momento la han calificado de ser muy agresiva, o demasiado asertiva, lo que considera una verdadera pena, aunque las cosas estén lentamente cambiando: “Hace 20 años tenías que tener cuidado, no querías ser ‘uno de los chicos’, No querías ser demasiado femenina, o demasiado agresiva. Existía esa sensación constante de tener que preguntarse cómo navego este camino tan estrecho”.

A las mujeres les dice: “No hay razón para dejarse intimidar. (…) Creo que a veces el miedo nos detiene: el miedo a lo desconocido, el miedo al fracaso, el miedo a tener un punto de vista o un origen diferente, el miedo a entrar en un departamento que está en crisis. Nos preocupamos de que no tenemos todas las habilidades que se necesitan, nos contenemos o no participamos. Pero tenemos que ser valientes, porque el éxito llama al éxito”.

De vez en cuando, dice, puedes mirar hacia atrás y ver todos los retos que has superado, y es poderoso. “Te da la confianza de que se puede enfrentar el siguiente reto, no importa lo grande que sea”, comentó.

Williams tiene dos hijas adolescentes, Carolyn y Anne, a quienes enseñó español, y a las que les quiere dejar un legado de opciones. “La última meta feminista es tener opciones en la vida. Quiero que mis hijas no se sientan obligadas a tener una carrera de poder. No quiero que se sientan obligadas a hacer nada. Quiero que sientan que tienen libertad para tomar decisiones que tengan sentido para ellas”.

Considera que la próxima frontera laboral es asegurarse de que ella no sea la única CEO Latina de una compañía Fortune 500. “Se escucha todo el tiempo de gente que ha sido el primero en hacer algo o alcanzar un determinado dominio o nivel de educación o el liderazgo. Pero lo que tenemos que pensar es, ¿cómo podemos sumar a otros? Hay espacio en los niveles superiores de todas las organizaciones para una amplia variedad de voces y colaboradores y yo quiero estar segura de que estamos ayudando a la gente a llegar allí”, comentó.

Por Olivia Liendo para Univision Noticias