Saint Lucia, vegetación y montañas en el Caribe

Santa Lucía (en inglés: Saint Lucia) es un pequeño estado insular en América, ubicado en el mar Caribe, al norte de San Vicente y las Granadinas y al sur de la isla de la Martinica. Es miembro de la Comunidad del Caribe, de la Organización de Estados Americanos. Santa Lucía es una de las islas de Barlovento, el nombre proviene de Santa Lucía de Siracusa.

El Reino Unido tomó el control de la isla desde 1663 hasta 1667, y en los años siguientes, en los que estuvo en guerra con Francia, el imperio de la isla cambió 14 veces de manos (siete veces fue gobernada por los franceses y otras tantas por los británicos). En 1814, los británicos tomaron el control definitivo de la isla. Debido a que cambiaba con tanta frecuencia entre el control británico y francés, Santa Lucía también era conocido como el “Helena de las Indias Occidentales”. El gobierno representativo se produjo en 1924 (con el sufragio universal a partir de 1953). De 1958 a 1962, la isla fue un miembro de la Federación de las Indias Occidentales. El 22 de febrero de 1979 Santa Lucía se convirtió en un estado independiente de la Mancomunidad Británica de Naciones asociados con el Reino Unido.

Tiene un sistema jurídico basado en el derecho común inglés. La isla celebra su independencia cada año con un día festivo. También es miembro de la Francofonía. El sector financiero ha resistido la crisis financiera mundial, pero la recesión ha afectado el turismo.

Los primeros pobladores indígenas llegaron provenientes de Sudamérica alrededor del siglo III pero con el tiempo fueron asimilados por la tribu de los caribes.

Cristóbal Colón llegó en su cuarto viaje al Caribe en 1502, concretamente el día 13 de diciembre (día de Santa Lucía, de donde recibe el nombre).

Dada la conveniencia de su puerto en Castries, la isla fue disputada constantemente entre el siglo XVI y el XVII, cambiando de manos al menos catorce veces entre el gobierno de Francia y el del Reino Unido, siendo este último quien obtuvo la posesión definitiva el año de 1814. En tiempos de dominio francés nació en Santa Lucía, Juan Bautista Bideau, marino y republicano, prócer de la independencia de Venezuela, quien salvó la vida al Libertador Simón Bolívar en Ocumare de la Costa. Murió resistiendo a los realistas en la Casa Fuerte de Barcelona en 1817.

En 1967 la corona británica le otorgó la autonomía y finalmente el 22 de febrero de 1979 obtuvo la independencia.

Santa Lucía es un país independiente pero mantiene al monarca del Reino Unido como su soberano y jefe de estado, quien a su vez designa un Gobernador General para desempeñar las labores que le corresponderían al monarca, las cuales suelen ser meramente simbólicas. El jefe del Gobierno es el Primer Ministro, quien es el presidente del partido que más votos obtiene en las elecciones legislativas. El parlamento es bicameral y consiste en una cámara baja con 17 miembros electos para un período de 5 años y un Senado de 11 integrantes, todos seleccionados por el Gobernador General de acuerdo a la propuesta de los partidos más populares y de la sociedad civil.

El poder judicial es encabezado por la Suprema Corte del Caribe Oriental, cuya jurisdicción se extiende no solo a Santa Lucía sino a Anguila, Antigua y Barbuda, las Islas Vírgenes Británicas, Dominica, Granada, Montserrat, San Cristóbal y Nieves y San Vicente y las Granadinas. Los principales partidos políticos son el Partido Laborista de Santa Lucía, el Partido Unido de los Trabajadores y la Alianza Nacional. Desde 2012 Santa Lucía es miembro de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América – Tratado de Comercio de los Pueblos o ALBA-TCP.

Santa Lucía es una isla volcánica con 158 kilómetros de costa. Su punto más alto es el monte Gimie que se alza 959 metros sobre el nivel del mar, pero sus montañas más famosas son las montañas Pitons cuyas siluetas son representativas de la región y sirvieron de inspiración para el diseño de su bandera. La ciudad más grande es la capital, Castries, donde reside más de un tercio de la población. Otras ciudades relativamente importantes son Soufriere, donde se ubican algunos manantiales y emanaciones sulfurosas del volcán Qualibou y Vieux Fort, donde se ubica el aeropuerto internacional. Aunque existen algunos problemas de deforestación y erosión al norte de la isla, su principal contingencia suelen ser los huracanes que azotan anualmente las islas del mar Caribe.

Esta isla es de formación volcánica. Al sur se encuentra el volcán Qualibou (en ocasiones nombrado también como su vecino de las Islas de San Vicente y Granadinas: La Sufrière, y que dio el nombre a la ciudad de las cercanías: Sufrière) que presenta emanaciones sulfurosas y manantiales que son un atractivo de los visitantes. Además producen energía geotérmica.

Santa Lucía es una isla de origen volcánico, con un paisaje montañoso cubierto por vegetación tropical, siendo nombrado como uno de los más bellos de las Indias Occidentales, el país tiene una fauna y flora propia de la Ecozona Neotropical, con algunas especies endémicas.

Mayormente las aguas de su costa oeste albergan Corales, Medusas, Cachalotes, Erizos de mar, Tiburones, Caballos de mar y una infinidad de Peces. Además de que se encuentran 20 especies distintas de Ballenas como la Ballena piloto y la Ballena jorobada y también un gran número de Tortugas, gracias a la protección que les brindan activistas locales que luchan contra su caza. Tiene más de mil especies de Plantas y 150 de Pajaros. Aunque debido a su pequeña extensión, no hay muchos Mamíferos.

La isla de Santa Lucía está habitada por más de 174.000 personas según datos del censo de 2010. En la capital reside más de un tercio de la población. Predomina la población negra y mulata, con una pequeña comunidad indocaribeña (3%) y miembros de otros grupos étnicos alcanzan (2%).

La cultura de Santa Lucía tiene fuertes influencias africanas, producto de la inmigración y el comercio de esclavos que históricamente padeció la isla.

El idioma oficial es el inglés pero también se hablan el kweyol y algunas lenguas criollas derivadas del francés en gran medida, como el creole, que se desarrollaron como resultado de la colonización francesa. De hecho, es común escuchar los servicios de noticias y los discursos políticos en ese idioma, el cual comparte con la isla de Dominica.

La bulliciosa ciudad portuaria de Castries es la capital de St. Lucia. Los fanáticos de las compras acuden en manadas a las decenas de tiendas de la ciudad y al mercado de Castries para comprar frutas, verduras y artesanía. Los turistas podrán admirar los murales pintados por un artista del lugar dentro de la Catedral de la Inmaculada Concepción, y podrán relajarse en la Plaza Derek Walcott, nombrada en honor al poeta de St. Lucia ganador del Premio Nóbel. En lo alto de Morne Fortune (la colina de la buena suerte) —donde los franceses e ingleses lucharon por el control de la isla— los visitantes podrán disfrutar de las vistas panorámicas.