Rusia quiere que la Fuerza Aérea Mexicana compre sus aviones caza MIG-35

Ilia Tarasénko, Director general de MiG, la empresa rusa de aeronáutica, dice quiere que la Fuerza Aérea Mexicana vuele su MiG-35.

El mes pasado, la Corporación Rusa para la Fabricación de aviones (MiG por sus siglas en ruso), presentó al mundo el MiG-35 —un caza imperceptible al radar y capaz de volar a cualquier hora del día y bajo cualquier condición meteorológica— y lo puso a disposición de 30 países del mundo, incluyendo algunos de América Latina.

Forbes México conversó vía electrónica con Ilia Tarasénko, Director general de MiG para conocer más sobre la visión y los planes de la corporación en México y América Latina. Lo que sigue es una versión condensada, editada para fines de claridad.

Forbes México: ¿Tuvo la Corporación reuniones con los representantes del gobierno mexicano? ¿Cómo va el trabajo de colaboración entre la Corporación y el gobierno mexicano?

Ilia Tarasénko: El mercado latinoamericano es muy importante para MiG y toda la Corporación OAK (Corporación Unida para la Construcción de Aviones, por sus siglas en ruso). En mi calidad de jefe de la compañía de Aviones civiles Sujói, en el marco del programa SSJ100, tuve la oportunidad de tener bajo mi cargo la puesta en marcha de un importante proyecto en el mercado de México en el segmento civil durante varios años. Nuestro equipo logró transformar una opción financiera en el contrato fijo con la compañía de aviación Interjet. Por ende, este mercado no es ajeno para nosotros. Existe una plataforma común para el desarrollo de las relaciones entre socios en la esfera de la construcción de aviones. Actualmente, estamos enfocados en una colaboración constructiva y de beneficio mutuo.

Aunque nuestra relación comercial es óptima, en la Corporación MiG nos gustaría avanzar hacia una cooperación aún más estrecha. Vemos dos amplios caminos de colaboración. El nuevo avión caza MiG-35, presentado hace algunos días, sobrepasa a sus competidores rusos y extranjeros en cuanto a la relación precio-calidad. Esta aeronave no tiene análogos en el mundo y es capaz de fortalecer suficientemente la capacidad de combate de las fuerzas aéreas de México. La Corporación MiG posee todas las competencias para la participación en el fortalecimiento de la industria de la construcción de aviones de este país latinoamericano en el marco de la producción de técnica de aviación en conjunto.

Ustedes tienen una relación comercial con Perú y han dicho que es uno de los países con mayor interés por el caza, ¿qué otros países son ideales para ofrecer el nuevo MiG-35?

El nuevo MiG-35, tiene un alto potencial de exportación. En la actualidad, hay 29 países alrededor del mundo que operan los aviones caza MiG-29. No obstante, su plazo de explotación caducará durante los próximos 5 a 6 años. Bajo tales condiciones, es económicamente viable para estos operadores comenzar la transición hacia los nuevos modelos de aviones caza del mismo fabricante, ya que no requiere ningún tipo de reentrenamiento adicional para los pilotos ni nueva capacitación del personal técnico, ni tampoco requiere un reacondicionamiento radical de la infraestructura de los aeropuertos. Por estas razones, los nuevos aviones caza MiG-35 tienen el potencial de exportación más alto entre los aviones de combate rusos.

En América Latina, además de Perú, vemos interés por parte de Colombia, Cuba y Argentina, entre otros países. Los pilotos de las naciones latinoamericanas entregaron una alta evaluación a los diseños tecnológicos del nuevo MiG, después de tener la oportunidad de evaluar el desempeño del avión, sus cualidades de pilotaje y las capacidades de combate de la aeronave.

La calidad de la técnica de aviación rusa es bien conocida en América Latina, en particular, gracias a la explotación exitosa de los aviones caza MiG en Perú, así como de otras técnicas de aviación en la región. Esto crea una plataforma tecnológica de los países gracias a la cooperación técnico-militar a largo plazo, lo que garantiza una seria ventaja económica para el MiG-35, ya que el presupuesto de operación del sistema de aviación se puede reducir hasta un 20 % menos, en comparación con los competidores.

El MiG-35 se puede integrar a la dotación de aeronaves de las fuerzas aérea, prácticamente de cualquier país latinoamericano. Desde el punto de vista tecnológico, el avión es universal. En muchos países existe el Sistema Unido de Control de Tráfico Aéreo y Defensa Misilística. La aviónica rusa y sus aeronaves se integran dentro de estos sistemas. Es decir, toda la aviónica, sea sistema de identificación amigo-enemigo, equipamiento de radionavegación y de comunicación, se adaptan en conjunto para su control desde un único puesto de mando. Se garantiza la integración del avión en el espacio unido de información y, consequentemente, la integración completa del avión en el sistema de las fuerzas armadas del país.

¿Existe la percepción por parte de MIG de una oportunidad comercial ante el repliegue de Estados Unidos? ¿Creen que la industria de Defensa y Seguridad Nacional puede aumentar su relevancia e influencia en estos momentos?

Es bien conocido que en México 85% de las compañías aeroespaciales están vinculadas a capitales estadounidenses; entre 5 y 7%, con respecto al capital europeo y el resto son compañías puramente mexicanas. Y, desde mi punto de vista, para que esta situación cambie, depende mucho, no de una agenda política espontánea, que tiene un carácter muy variable, sino del potencial económico de los jugadores de la esfera técnico-militar. MiG ocupa posiciones de liderazgo mundial y se enfoca en la colaboración a largo plazo. Por ello, ofrecemos no solo productos, sino un programa completo que incluye tanto el avión, como el sistema de capacitación automatizada, e incluso los entrenadores más modernos, así como el sistema de servicio postventa.

La Corporación MiG también ofrece a sus clientes potenciales los programas off-set que incluyen el uso de la base de aviación local, la formación de los especialistas y la creación de puestos de trabajo adicionales, transferencia de tecnologías modernas, así como la realización de trabajos en conjunto de diseño y pruebas y establecimiento de producción bajo licencia. Además de suministros de la técnica de aviación, la Corporación MiG puede impartir la capacitación y la reformación de los pilotos y los empleados en tierra tanto en sus propias instalaciones, como las instalaciones del país cliente. Con este fin se han desarrollado variadas soluciones que permiten preparar, capacitar y familiarizar a especialistas de alta calidad con el uso de las tecnologías más modernas en plazos cortos de tiempo y con los mínimos costes de operación.

Para preparar una oferta de las ventajas de compra de nuestra técnica de aviación, la Corporación MiG junto con Rosoboronexport y los institutos financiero rusos, están dispuestos a considerar varios mecanismos de financiamiento a las compras, incluso el permiso de pagos a plazo, también en el marco de los mecanismos de las garantías estatales.

Esto nos permite estar seguros de que nuestras ventajas competitivas son mucho más altas. El MiG-35 tiene un tremendo potencial de exportación y una alta competitividad.

¿Cómo se compara el MiG-35 con otros cazas de última generación en el mercado?

Con respecto a las aeronaves de combate como el JF-17, fabricado en China, el F-16, fabricado en EU, y el Rafale, fabricado en Francia; todos son inferiores a los MiG-35 desde el punto de vista de la relación de la eficacia y el precio del sistema de aviación en todas las etapas de su ciclo de vida. Nuestro sistema de aviación es varias veces más barato que la de nuestros competidores, en particular, si se trata de un avión con aviónica estándar.

Tengo que recordar que el MiG-35 es un avión completamente nuevo que puede llevar a cabo misiones multirol independientes de alta complejidad. La aeronave heredó la composición aerodinámica de uno de los aviones caza más popular de cuarta generación y que ha pasado con gran éxito la prueba del tiempo: el MiG-29. Junto con esto, el MiG-35 lleva a bordo un nuevo sistema de equipamiento, con altas capacidades de combate esencialmente en su radio, como en su carga. Los sistemas de modelos MiG anteriores destinados para exportación ya tenían algunas ventajas del nuevo MiG-35, mientras que nuestro nuevo avión reúne las mejores cualidades de sus antecesores.

Los aparatos propulsores del MiG-35 son motores de la familia RD-33 modernizados, de la modificación MK. La propulsión conjunta de los dos motores creció en comparación con la modificación anterior en 12%. El avión de peso mediano MiG-35, tiene un peso máximo de despegue de 24 toneladas (el Su-35 tiene en 10 toneladas más), pero puede llevar hasta 6 toneladas de carga de combate, lo que es 3 veces superior en comparación con el MiG-29 aparecido en 1980 del siglo pasado.

El MIG-35 es sólo comparable con los aviones de combate de clase media y pesada. El avión es multifuncional e imperceptible al radar, puesto que cuenta con tecnología stealth. El MiG-35 puede tomar parte en misiones enfocadas hacia todo tipo de blancos, no solo de manera individual, sino también como parte del grupo aéreo de control durante cualquier hora del día y bajo cualquier condición meteorológica. El avión permite usar todo el espectro de armas existentes, así como las más avanzadas, incluso aquel armamento designado exclusivamente para los aviones caza pesados. Además, los gastos de operación del MiG-35 han sido reducidos considerablemente, gracias al fortalecimiento de los recursos y los plazos calendarios del planer y sus accesorios, de fortalecimiento de seguridad de los y, consecuentemente, la reducción de la mantención regular y programada durante la explotación y de los servicios fuera de los plazos planeado.

Es importante destacar que el MiG-35 entregó una respuesta asimétrica a diferentes proyectos extranjeros de aviones caza de quinta generación. El avión muestra el hecho de que una moderna plataforma de aviación no pasa por un fuselaje futurístico, sino que, ante todo, se centra en el desarrollo de armas de alta precisión, sistemas seguros de control y el poderoso sistema de lucha radioelectrónica.

El MiG-35 es el avión de combate de «4++ generación, lo que significa que casi no sede ni recula frente a los aviones de quinta generación en la esfera de las capacidades de combate.

La experiencia de las guerras y los conflictos locales de las últimas décadas ha demostrado claramente que la confiabilidad, simpleza de uso y la alta probabilidad de sobrevivencia en cualquier condición es la clave hacia el cumplimiento de las tareas de batalla de la aviación de combate, dadas las actuales condiciones del teatro internacional.

Por Carlos Morales para Forbes México