Asumió Donald Trump manteniendo su discurso de campaña

Hoy empieza el nuevo gobierno en los Estados Unidos de América,, y todos estamos a la expectativa por las medidas que se tomarán, principalmente las que afectan a Latinoamérica,  ya sea a la comunidad latina que vive en ese País o al resto del continente.

Donald Trump ha pronunciado un duro discurso, y ha declarado la guerra política a un gran número de oponentes a quienes ya considera adversarios y enemigos, más que rivales. Pero los Presidentes conforntativos que se pelean con todos los actores políticos, las corporaciones y hasta Gobiernos extranjeros, no tienen mucho futuro, por eso Trump deberá aprender a persuadir y buscar aliados, si quiere sobrevivir a su mandato.

descarga

Ha dicho: “No importa qué partido controla la acción del gobierno”. Es el pueblo quien lo hace”, afirma desafiante. Una advertencia de fricciones con el complejo sistema político estadounidense. El pueblo para el presidente, es la clase media americana, y no los pobres o inmigrantes que trabajan para sobrevivir. Aunque es válido, debido a que este sector social fue donde consiguió el mayor caudal electoral y es al que primero quiero beneficiar.

Ha criticado a los políticos en general, “la hora de las charlas vacías se acabó, es la hora de la acción”. Trump no se incluye como político, sino como vengador, de los olvidados, a quienes ha vuelto a mencionar como en su discurso de la noche electoral. “No vamos a aceptar a los políticos que nunca hacen nada”, amenaza. En este punto estamos de acuerdo, gran parte de los políticos son parte de la corporación que vive del Estado sin mover un dedo.

Defender sus fronteras será la prioridad política y militar de los EEUU. Cuando Trump dice, “América primero” ,“No vamos a subsidiar a otros países”. Siempre fue crítico de las numerosas misiones e invasiones militares yankees por distantes partes del Mundo, y también de las injerencias en otros Países, fomentando grupos separatistas y seudo terroristas, derrumbando gobiernos extranjeros. Los últimos gobiernos americanos fue agresivos en esta política, después del atentado a las Torres Gemelas, o este atentado sirvió de excusa para invadir medio oriente y controlar el petróleo, mejor dicho.

Mas este retraimiento de las misiones militares, fomentos y negocios en el exterior, no será simple de parar, por los intereses internacionales en juego y las presiones de las corporaciones globales que obtienen grandes ganancias con estas acciones militates.

Entre sus primeros decretos, está el recorte del sistema de salud Obamacare, y la orden a las agencias federales para que prontamente este sistema sea desmantelado y reemplazado por uno mejor.

Miles de manifestantes protestaron en diferentes ciudades de los EEUU, criticando a Trump por ser nacionalista, querer expulsar a los extranjeros, ser fascista, machista, etc.

Más allá de las críticas, se esperan cambios en Norteamérica y con impactos a nivel mundial. En la actualidad, el Mundo es multipolar y los mercados, el comercio y la economía global, están determinadas por lo que realizan varias potencias, pero sin dudas los EEUU son la principal y lo que se genere allí, impactará en el resto de los Países que dependen de las compras americanas, de las inversiones directas y de numerosos insumos, que al encarecerse pueden provocar una recesión masiva y preocupante para el resto del Mundo.

Por ahora son sólo conjeturas en base a discursos, pero a la brevedad comenzaremos a poder ver si estos cambios promovidos por el nuevo presidente Trump, son efectivos, posibles y negativos o positivos para los latinoamericanos.

descarga-1