La estrategia del Partido Demócrata para ganar votos latinos en los EEUU

La comunidad latina en los Estados Unidos es cada vez mayor y la participación en política por parte de los latinoamericanos es históricamente alta, por estos motivos los votos latinos, son claves para ganar las elecciones a la presidencia. Por tradición y cultura los latinos que viven en EEUU o sus descendientes, se registran cómo votantes en cada elección.

En las últimas elecciones ambos partidos mayoritarios, han intentado captar los votos latinos mediante diversas propuestas, pero este año es diferente, por la polarización que causa el candidato repbublicano Donald Trump, quién tiene una posición negativa frente a la inmigración latina, sobre todo la proveniente de México.

Consecuentemente los demócratas intentan capitalizar los agravios de Trump a la comunidad latina, tratando al candidato millonario de xenófobo, machista  y discriminador, apostando por conseguir los votos de los latinos enojados y ofendidos con los discursos del candidato republicano.

Pero no toda estratégica es fácil de ejecutar con éxito, puede pasar que muchos latinos apoyen a Trump para que Estados Unidos no reciba más latinoamericanos nuevos, y el país continúe como está. Además está probado que gran parte de los discriminados, se convierten en fuertes discriminadores y en este caso, no estarían dispuestos a más olas de inmigrantes provenientes del sur.

(AP Photo/Andrew Harnik)

(AP Photo/Andrew Harnik)

En un nuevo intento por atraer el voto latino, el candidato demócrata a vicepresidente de Estados Unidos, Tim Kaine, brindó este domingo un discurso completamente en español en Miami, en el que instó a la comunidad hispana a inscribirse y votar. “No voy a hablar sobre la plataforma (política) porque eso no es experiencia clerical, estamos en una iglesia, pero tenemos una responsabilidad a participar y votar en acuerdo con nuestros valores”, expresó Kaine en un templo evangélico de la ciudad de Kendall, en el condado Miami Dade, en español.

El senador de Virginia, que durante su juventud vivió como misionero en Honduras, donde aprendió el idioma, invitó a los inmigrantes, durante un discurso de unos cinco minutos, a registrarse antes de que venza el nuevo plazo en Florida, este martes 18 de octubre. El candidato a vicepresidente de Hillary Clinton recordó que durante su estancia en el país centroamericano había un gobierno militar, “una dictadura, nadie puede votar por nadie en este tiempo”.

“Aquí en Florida se puede registrar antes del 18 de octubre, martes, y doy gracias que esta Iglesia está trabajando con gente para registrar”, expresó Kaine al hacer el contraste de vivir en un país en el que “se puede participar y escoger a los líderes de la comunidad”.

“En Honduras aprendí lecciones de fe, de familia y de trabajo de mis estudiantes y de las familias allá”, señaló durante su intervención en la iglesia evangélica de Pneuma Church.

“Yo soy un cristiano, un católico, tengo una iglesia muy especial en Richmond, Virginia, donde vivo (..) y siempre estoy feliz de visitar iglesias y adorar a Jesucristo”, agregó.

Kaine además señaló que la candidata demócrata a la Casa Blanca, Hillary Clinton, “también es una persona de fe” y que durante su juventud perteneció a una “Iglesia metodista de Chicago”.

“Hillary y yo pensamos que nuestra administración va a ser, si Dios quiere, va a ser una administración cuando cada día estamos trabajando para hacer una diferencia en la vida de la gente, no es una administración sobre por propuestas de ley o artículos en periódicos”.

Retomando la historia de la Biblia del “Buen Samaritano”, señaló que su campaña ofrece hacer la “diferencia” para estudiantes, empresas pequeñas “o personas que quieren vivir de acuerdo con sus valores”.

Al hablar de la “compasión”, que aseguró ha promovido el gobierno del presidente Barack Obama, y de “no pasar por el lado” de los necesitados, Kaine se ganó el aplauso de los feligreses, que al final del discurso se unieron en rezos por el candidato y su familia.

La campaña de Clinton aseguró que se trató del primer discurso completamente en español para una audiencia totalmente hispana por “un candidato a la vicepresidencia de Estados Unidos”.