Las dietas detox, una moda sin fundamentos científicos

El cuidado del cuerpo está de moda, y con cada moda, vienen los buscadores de negocios que prometen productos mágicos a un precio bastante caro. Comienzan los días de calor y son muchos los que buscan una solución rápida -y casi milagrosa- para eliminar los kilos extras ganados durante el invierno.

 

Así empiezan a aparecer distintas dietas que se ponen de moda con facilidad, pero que la verdad no tienen fundamentos científicos, son carentes de algunos nutrientes importantes (usualmente hidratos de carbono, grasa y proteínas) y, como si fuera poco, tienen es riesgo latente al temido “efecto rebote”, esto es, subir más de lo que logramos bajar de peso.

 

Una de ellas es la llamada dieta “detox”, tendencia cada vez más creciente que, a través de jugos de frutas y verduras, en su mayoría jugos verdes, ofrece limpiar y hasta desintoxicar el cuerpo. Pero, ¿estamos intoxicados realmente?

 

Lo primero que siempre les aclaro a mis pacientes es que si comemos sano, variado y equilibrado no necesitamos “desintoxicar” nuestro cuerpo. El metabolismo humano, si bien produce moléculas de todo tipo, lo normal es que si se nutre bien (sobre todo con minerales, vitaminas y antioxidantes vegetales) podrá eliminar las moléculas nocivas por sí solo sin problemas.

 

Incluso ya en el año 2009 un grupo de científicos adscritos a la red Voice of Young Science publicaron los resultados de una investigación que revisó varios de los kit detox más populares del mercado. Su teoría fue que ninguno era capaz de demostrar su potencia purificadora, ni de hacer lo que prometía. “Nuestra conclusión es que el término detox es un mito”, sentenciaron. Algo similar afirmó Choice, la organización de consumidores de Australia, después de revisar varios programas de desintoxicación: “Una semana o dos no le salvarán de los daños de un año de comer mal, fumar o beber en exceso”.

 

Entonces, ¿son buenos o malos los jugos detox? Es sencillo: los jugos naturales de frutas y verduras son buenos, muy buenos, pero no por eso eliminaremos otros alimentos que necesitamos como las carnes, cereales integrales, lácteos, etc.

 

Podemos incorporar estos jugos en nuestra alimentación diaria o semanal, dependiendo de las necesidades de cada persona, los que sin duda nos proporcionarán gran cantidad de vitaminas y minerales, además de una buena cantidad de fibra, pero como parte de una alimentación completa y balanceada.

 

Para probar un jugo verde hecho en casa, les recomiendo esta receta que estoy segura les va a encantar:

1 taza de apio

1/2 pepino de ensalada pequeño

1 taza piña

1 limón

Jengibre rallado a gusto

apio-1

Ponen todo en la licuadora y lo ideal es consumirlo durante el día. El apio, el pepino y la piña, además de su gran cantidad de nutrientes, nos ayudarán a eliminar la retención de líquido, por lo que podrás ver sus beneficios durante el mismo día.

 

Rocío Suárez Eytel

Nutricionista Isofrut

Magíster en Alimentación y Nutrición (c) Universidad de Barcelona.