Receta de Milanesas a la Napolitana

Curiosidades del plato:

No se llama así por la ciudad de Nápoles, en Italia, sino por el restaurant Nápoli de Jorge La Grotta, donde se vendió por primera vez en Buenos Aires a finales de la década de los 40. Se la llamaba milanesa a la Nápoli. El establecimiento se encontraba en la calle Bouchard entre la Avenida Corrientes y la calle Lavalle, en frente del estadio cubierto Luna Park, en la Ciudad de Buenos Aires.

Según descendientes de Jorge La Grotta, el origen es más bien producto de crear un menú original combinando otras costumbres culinarias de Italia como la pizza Napolitana y la cottoleta a la milanese; esto es: la primera milaneza a la Napoli era una milanesa recubierta con una salsa de tomate y de albahaca luego otros restaurantes copiaron la idea y le añadieron el queso y el jamón etc, motivo por el cual la familia La Grotta exigió que no se la llamara la Napoli aunque quedó consagrado el nombre «a la napolitana».

milanesa-napolitana 

 

Ingredientes para Milanesa a la napolitana

Para 4 personas

8 Filetes de carne de ternera, puede ser peceto, cuadrada o nalga cortados con un centímetro de grosor.

1 bol de pan rallado

6  Huevos

1 Pizca de Sal

1 Pizca de Pimienta blanca

1 Pizca de Orégano

Aceite para freír

8 Fetas de Jamón cocido

8 Fetas de queso mozzarella o de máquina

1 lata de Salsa de tomate pomarola

2 dientes de ajo

 

Para realizar las milanesas a la napolitana empieza por adobar la carne con sal, pimienta y orégano a gusto. Luego, pásala por el pan rallado para rebozarla.

Para que el rebozado se mantenga, bate las yemas de huevo, baña cada uno de los filetes en ellos y vuélvelos a untar en pan rallado.

Luego en una sartén y pon aceite a calentar. Cuando esté a la temperatura ideal *pueden probar fritando una miga de pan, si la miga queda rodeada de burbujas y cruje, está perfecto para la carne. Frite los filetes de carne por ambos lados, hasta que estén dorados. Resérvalos en un plato con papel absorbente para retirar el exceso de aceite.

En un recipiente aparte coloque la salsa de tomate para seguir con la preparación de las milanesas a la napolitana. Toma cada uno de las milanesas pon un poco de salda encima con cada uno de ellos una tira de jamón y otra de queso para ir al horno a gratinar.

 

 

 

Una vez montadas todas las milanesas, hornéalas a fuego lento hasta derretir el queso pero que siga quedando firme.

Puedes acompañar las milanesas a la napolitana con arroz blanco, una ensalada verde, papas fritas o puré.