Algunos rituales tradicionales para festejar el año nuevo

Desde la antigüedad

La celebración del Año Nuevo es una de las más antiguas y universales de las festividades. Hace aproximadamente 4.000 años atrás, los babilonios fueron los primeros en convertir el Año Nuevo en un ciclo festivo que duraba 11 días y que se celebraba al comienzo de la primavera.  Los egipcios celebraban el fin del año con el comienzo de la crecida del río Nilo y la preparación de las tierras para la siembra, mientras que los romanos también hacían coincidir la celebración con la llegada de la primavera y lo festejaban el 25 de marzo.

Pero fue el emperador Julio César el que cambió la fecha al primero de enero, primer día del mes dedicado al Dios Jano. Esto fue confirmado en las adaptaciones que hizo el Papa Gregorio XIII, y es el calendario que rige en nuestros días.

AÑO-NUEVO-RIO

Ejemplos en diferentes países de América.

En Venezuela

Es costumbre preparar “hallaca” para la cena, una especie de humita, bastante grande, rellena de condimentos y otras especies, que se regala a los amigos durante la noche de Año Nuevo. Se supone que con esto se reafirma la amistad y se desea buena suerte para el año que viene.

En Brasil

Es habitual recibir el año que comienza con ropa blanca. Pero según los fieles de la religión Umbanda, efectúan una mezcla de ritos africanos, que se centran en la fiesta de Lemanjá (Diosa del Mar). Las playas se llenan de gente y cantos religiosos. Los que viven retirados viajan a la costa para realizar ofrendas al mar, y la gente viste trajes de colores distintos cada año según el santo que gobernará durante la nueva etapa. Bailan, cantan y rezan.

En Colombia

Se usa armar un muñeco con la ropa vieja de la que tú, tus amigos o tu familia quiera desprenderse. Poner en alguno de los bolsillos todas las cosas malas de este año, que quieres que “se quemen”. Ubican al muñeco en un lugar seguro y lo prenden fuego a la medianoche.

En Bahamas

Se realiza la fiesta del Junkanoo, que se remonta a los siglos XVI o XVII, en honor a John Canoe, un propietario de plantaciones muy bondadoso que permitía a sus esclavos tomarse algunos días para Navidad.  Hoy en día, se celebra con un gran desfile muy organizado, con disfraces muy sofisticados y mucha música. También se ven bailarines enmascarados con trajes coloridos y luminosos. Los participantes eligen un tema, por grupos, y confeccionan sus trajes en base a éste.

 

5310535835_534d7964ef_b

Algunas cábalas que se hacen en esta fecha:

– La tradición de las 12 uvas: en el sitio que ocupa cada comensal se coloca previamente un pequeño frutero con 12 uvas y, de acuerdo con el ritual, se debe comer una uva por cada una de las 12 campanadas del reloj. Idealmente seis verdes y seis moradas. De esta forma, los anhelos y aspiraciones se hacen realidad…

– Sentarse y volverse a parar con cada una de las doce campanadas: trae matrimonio

– Recibir el año nuevo con dinero dentro de los zapatos: trae prosperidad económica.

– Para tener mucha ropa nueva: la noche del 31 debes usar la ropa interior al revés.

– Poner un anillo de oro en la copa de champaña con la que se hará el brindis: te asegurarás que no falte el dinero (ojo con tragártelo).

– Encender velas de colores: las azules traen la paz; las amarillas, abundancia; las rojas, pasión; las verdes, salud; las blancas, claridad, y las naranjas, inteligencia.

– Repetir en voz alta o mentalmente la frase “Voy a ser feliz este año” junto a los doce campanadas.

– Si se sale a la calle, tratar que la primera persona que se vea sea joven, ya que mientras menor sea, mayor será la felicidad.

– Sacar las maletas a la puerta de la casa para tener muchos viajes el año que comienza. Mejor aún es dar la vuelta a la manzana arrastrando las maletas, aunque te verán cómo un loco.

 Usar ropa interior amarilla la noche de fin de año, para asegurar felicidad y buenos momentos. Mejor usarla por el revés y cambiarla al derecho después de medianoche. Mucho mejor si los calzones son regalados.

 Comer una cucharada de lentejas (cocidas) dentro de los primeros minutos del nuevo año para tener prosperidad.

Lavarse las manos con champaña y azúcar: para tener dinero. A las 12 de la noche, se meten las manos a una fuente con azúcar. Luego se lavan con champaña.

Repartir espigas de trigo: símbolo de la abundancia. Lo ideal es repartirlas entre todos los asistentes (que todos tengan en las manos la medianoche) y también esparcirlas por la casa.

Quemar al muñeco “viejo”: para desprenderse de las cosas malas del año que termina. Es necesario hacer un muñeco con la ropa vieja. Si se quiere, se le puede poner en el bolsillo una lista con todas las cosas malas del año que quieren eliminarse. Se debe poner en un lugar sin riesgos de incendio. A medianoche se le prende fuego.

Ordenando la casa, pues el estado del lugar en que vives reflejará el desarrollo de tu vida el año que comienza. “Entre más limpia, ordenada y radiante, mejor será tu vida”.

-Primero de Enero, todo lo que hagas el primer día del año, marcará lo que vivirás los próximos 12 meses, así que a no discutir, pasarla mal o hacer algo errado.

Bueno, estos ritos que pueden ser graciosos o ridículos para algunos, son seguidos a rajatabla por los cabuleros y creyentes. Lo publicamos como nota de curiosidades para alimentar nuestra cultura general. Que les sirva y se les todos cumplan los deseos, FELIZ AÑO NUEVO !!!!