Boca Juniors campeón Argentino 2015

Boca Juniors venció 1-0 a Tigre con gol de Fabián Monzón en el primer tiempo y ratificó que fue el mejor del Torneo Largo 2015. Ganó el título local tras casi cuatro años. Boca es el ganador del Campeonato de Primera División 2015, el largo torneo del fútbol argentino que lo consagra como el mejor una fecha antes del final por el triunfo que logró ante Tigre por 1-0 en la Bombonera con gol de Fabián Monzón, pero también por lo hecho en las 28 fechas anteriores en las que logró sostenerse incluso en los momentos más difíciles.

boca-campeon-2112786w620

 

Con el resultado ante Tigre y a una fecha del final, Boca alcanzó los 64 puntos, seis más que San Lorenzo, que derrotó a Temperley, y ocho más que Rosario Central, que cayó en su visita a Banfield.

 

Y como no podía ser de otra manera, el rival de toda la vida fue la principal víctima de los alocados festejos. Con las medallas colgando ya en el pecho, los futbolistas le dedicaron todo tipo de cánticos: desde el clásico “es para vos, es para vos… Gallina p…”, hasta el “miren, miren que locura… Miren, miren que emoción, Boca lo ganó en la cancha y no en los escritorios de la Conmebol” y el recuerdo a su pasado por la Segunda División del fútbol argentino.

0013674347

Pero no quedaron allí las burlas. Es que luego aparecieron las clásicas remeras que el club prepara de antemano en caso de posible consagración. Y allí también hubo dedicatoria especial, ya que las mismas tenían estampadas la frase “VOLVIÓ TODO A LA NORMALIDAD”, la cual supo pronunciar Carlos Tevez luego de la última victoria del conjunto de La Ribera en el Superclásico.

 

Carlos Tevez, el emblema del campeón: “Salí campeón en muchos lados, pero nada se compara con lo que siento hoy”. a no es el mismo de antes, los años lo fueron desgastando, pero el Apache contagió algo que excedió al juego y logró que los xeneizes se consagraran campeones del torneo local luego de cuatro años de una larga espera.

boca-campeon-2112760w620

 

La presencia de “Carlitos”, tal como dice la camiseta número 10 desde que volvió del fútbol italiano, fue determinante para sostener a un equipo que flaqueaba después de su eliminación en la Copa Libertadores, y que necesitaba con urgencia aire fresco.

0013674370

 

“He salido campeón en muchos lados, pero esta sensación es inexplicable, nada se compara con lo que siento hoy”, fue lo primero que dijo Tevez, emocionado, al término del partido que lo consagró.

 

“Este es un equipo con mucho hambre, a veces no sabiendo cómo jugar los partidos, pero el hambre ese hace ganar los partidos y ganar campeonatos, por eso hoy Boca sale campeón”, sostuvo.

 

Luego de su debut en 2001, Carlitos comenzó a mostrar que era distinto a los demás. Y lo confirmó dos años después, en 2003, en una trilogía inolvidable. De la mano de Carlos Bianchi, aquel año, Boca ganó torneo local, la Copa Libertadores y la vieja Copa Europeo Sudamericana, con un Tevez juvenil, pujante y ganador.

 

Desde aquel debut a sus 17 años ante Talleres de Córdoba el 21 de octubre de 2001 (fue derrota por 1-0), cuando Bianchi preparaba su primer adiós como DT xeneize, Tevez escribió páginas brillantes de la mano de su entonces explosivo pique corto y capacidad para desequilibrar en el área rival. En 2002, el Maestro Oscar Tabárez le dio continuidad, especialmente en el segundo semestre, y terminó el año con 8 goles.

 

En 2003, con Bianchi otra vez como entrenador, llegaría la explosión del Apache. A sus 19, la triple corona de 2003 lo encumbró bien alto, lo puso en el mercado grande de pases y hasta lo tuvo como protagonista de una polémica con la selección nacional.

 

Se había ido campeón de la Copa Sudamericana 2004 (2-0 al Bolivar en la Bombonera, con goles de Palermo y Tevez). Dejaba un gran recuerdo en La Boca, con 110 partidos jugados, 38 goles y 4 títulos ganados.