Las ventajas de beber vino tinto diariamente

Gracias a su alto contenido en ponifenoles, el vino tinto elimina los radicales libres y protege el corazón. Su consumo siempre debe ser moderado. Muchos médicos aconsejan a sus pacientes beber una copa de vino tinto por día, porque hace bien a la salud. La mayoría siguen ese consejo al pie de la letra pero no siempre saben las verdaderas razones por las que el profesional le recomienda esa acción, simplemente la cumplen por quién lo dice. Conoce cuáles las ventajas de beber vino cada día.

 

vinotinto

Beneficios que aporta el vino a diario
Estas son las ventajas confirmadas sobre el consumo de una copa de vino tinto por día:
Reduce el riesgo de fallecimiento por variadas causas: en Europa, las investigaciones afirman que el consumo de entre 22 y 32 gramos de alcohol por día tiene un efecto “protector” de la salud, evitando la mortalidad por muchas causas. En Dinamarca, Francia e Inglaterra se dice también que beber de manera moderada es mejor que la cerveza u otras bebidas alcohólicas.
Disminuye el efecto del cigarrillo: El vino sirve para regular los daños que genera el tabaco en los vasos sanguíneos, ya sea para relajarse o vasodilatarse. Sobre todo, tiene efectos positivos en el endotelio, una capa de células que reducen la fricción entre los vasos linfáticos y sanguíneos, pero sobre todo, el corazón.
Previene enfermedades cardiovasculares: es uno de los efectos más conocidos del vino tinto, siempre y cuando se consuma según la proporción adecuada y regularmente. Los científicos dicen que el vino tinto reduce la posibilidad de padecer una enfermedad coronaria, reduciendo la producción de colesterol “malo” y aumentando el “bueno”.
Tiene efectos anticoagulantes y antitrombóticos: esto no sólo se consigue bebiendo vino cada día, sino que se ha detectado que los consumidores esporádicos tienen menor cantidad de proteína fibrinógena, promoviendo la formación de coágulos de sangre.

Previene la aparición de aterosclerosis: una de las enfermedades causadas por la degeneración de las arterias. El vino permite contrarrestar sus síntomas y hasta no permitir que aparezca. La aterosclerosis sucede cuando los vasos sanguíneos pierden su capacidad de relajarse. El alcohol de esta bebida ayuda a los vasos a permanecer saludables gracias a la formación de óxido nítrico, sustancia fundamental en la relajación vascular.
Equilibra la presión arterial: si bien se sabe que el consumo excesivo de alcohol provoca hipertensión, beber una copa al día de vino (250 ml) tiene el efecto contrario, porque baja la presión luego de una comida, para las personas que sufren de este problema.
Reduce la formación de cálculos renales: la ingesta diaria de vino tinto disminuye el riesgo de desarrollo de piedras en el riñón.
Evita la aparición de la Enfermedad de Alzheimer: las investigaciones demostraron que el resveratrol (un compuesto del vino tinto) produce efectos neuroprotectores, ayudando a que esta condición no se desarrolle.

Entre otras ventajas del vino, se destacan:
-Previene la demencia
-Reduce el riesgo de padecer artritis reumática
-Previene la gripe y los resfríos
-Reduce la posibilidad de sufrir cáncer de garganta
-Ayuda a mantenerse despiertos o en vigilia
-Sirve para hacer la digestión
-Mejora la circulación sanguínea
-Reduce los riesgos de padecer diabetes
-Previene el envejecimiento prematuro de las células de la memoria
-Mejora las várices
-Evita el cáncer de próstata
-Favorece la asimilación de las proteínas
-Mejora la piel
-Ayuda en la visión y previene enfermedades como la retinopatía diabética
-Reduce el dolor y las molestias de las hermorroides
-Disminuye las alergias por sus propiedades antihistamínicas
-Evita la formación de coágulos de sangre

 

¿Por qué el vino tinto?

Muchos se preguntarán por qué tiene que ser vino tinto y no otro tipo (rosado, blanco, espumante). Las razones son variadas. Para ello, mejor saber un poco más sobre esta bebida. Se elabora con el mosto de uvas moradas, las cuáles se recogen de la vid en el proceso llamado “vendimia”. Los racimos se pueden recolectar a mano o con tijeras, también con máquinas especiales. Los vinos selectos tienen un proceso más manual y casero desde la plantación y cuidado de la vid, pasando por la recolección, el transporte y la confección.

Otra de las razones por las que el vino es bueno para la salud es debido a la cantidad de polifenoles que presenta (que provienen de la cáscara y las semillas de las uvas), que entre algunas funciones, protegen el corazón. ¿De qué manera? Eliminando los radicales libres. El vino blanco, por ejemplo, se realiza con la pulpa solamente, por ello no contiene estas sustancias. Según la variedad de la uva, la cantidad de sol y el terreno donde crecieron los racimos o la concentración alcohólica, tendrán más o menos polifenoles.

vinos03

Algunos vinos tintos populares, según su clase de cepas:
Merlot
Es un vino tinto suave con aromas a cerezas, ciruelas y notas a hierbas. Además, el merlot es de taninos más ligeros que el Cabernet Sauvignon. Es la cuarta variedad de uva que mayor cobertura cuenta en el mundo y se marida excelente con carnes rojas.

Cabernet Sauvignon
Es una de las mejores variedades de uva del mundo y por lo tanto hace uno de los tipos de vino tinto más populares. Hay tintos con cuerpo con notas de vainilla y roble, ya que a menudo se envejecen en barricas de esa madera. También se mezclan con Cabernet Franc y Merlot para crear excelentes vinos.

Malbec
Argentina es sinónimo de Malbec a pesar de ser una variedad de uva originaria de la región de Burdeos en Francia. En nota de cara cuenta con sabor a ciruelas, moras y especias mientras es un vino fácil de beber. Es ideal para el maridaje con carnes rojas y comidas con salsas de tomate.

Pinot Noir
Entre las características de los vinos Pinot Noir se encuentra que esta variedad de vino tinto es de taninos muy suaves con notas de hoja de té, tierra húmeda y/o cuero. Es excelente para maridar con salmón a la parrilla, pollo, cordero y comida japonesa.