Beneficios del Café para la salud

Tomar café es un placer que además te da energía y una sensación de bienestar, pero también le aporta valiosos beneficios a tu salud. Según la Asociación Mexicana de la Cadena Productiva del Café (AMECAFE), investigaciones realizadas en distintos países han demostrado que un consumo moderado de café, es decir, entre dos y cuatro tazas diarias, es una gran fuente de salud.

cafe-cappuccino

 

Razones para tomar café

Algunos resultados en estudios afirman que el café:

Contiene una gran concentración de antioxidantes, que contribuyen a disminuir el peligro de padecer cáncer de vejiga o hígado. Además de retrasar el envejecimiento de la piel.

Combate la celulitis. La cafeína reactiva la circulación, ayuda a erradicar el líquido seroso que se instala en las cavidades y tejidos musculares e incrementa los niveles de moléculas que queman las grasas.

Mejora el rendimiento deportivo. Esta bebida aumenta la capacidad de desempeñar un trabajo muscular, especialmente para rendimientos de larga duración, y favorece una mayor contracción de los músculos esqueléticos. Además, eleva la predisposición o ganas a la hora de iniciar la actividad física.

Es una fuente de flavonoides, que también ayudan a disminuir las probabilidades de sufrir enfermedades del corazón.

-Puede reducir considerablemente el riesgo de contraer diabetes tipo 2. Es uno de los beneficios recién encontrados en el café, no reduce el nivel de azúcar en la sangre, sino que aumenta la sensibilidad a la insulina, la hormona que mete el azúcar a las células. Si tenemos un consumo habitual y moderado de café, la insulina en el cuerpo trabaja mejor y tenemos un mejor control de la cantidad de azúcar en la sangre.

-Se asocia a un menor riesgo de Alzheimer y reduce el riesgo de padecer cirrosis.

Se utiliza para tratar el asma. Se ha comprobado un mecanismo por el cual el café puede ayudar al tratamiento del asma y de las alergias alimenticias por los antioxidantes que tiene. Las personas con asma, con un consumo moderado de café pueden controlar esta enfermedad.

Ayuda a aliviar el dolor de cabeza y algunos tipos de migraña. Muchos medicamentos para dolores de cabeza severos contienen cafeína, que hace que haya una mejor fluidez de sangre a los vasos del cerebro. El café nos da beneficios, y uno de éstos es tratar los dolores de cabeza. Por eso también si lo dejas de tomar un día, tus vasos del cerebro no están lo suficientemente estimulados para funcionar adecuadamente.

-Ayuda a reducir la aparición de cálculos biliares y enfermedades en la vesícula.

-Evita el estreñimiento y es diurético.

-Es protector biológico. El café es considerado un alimento funcional por su efecto prebiótico. Esto significa que alimenta la flora bacteriana que nos protege de la aparición de enfermedades.

-Las mujeres embarazadas que beben tres tazas de café al día no están expuestas a un mayor riesgo de sufrir un parto prematuro o de dar a luz a un bebé de peso inferior a lo normal.

-El café por la mañana sirve para disminuir la somnolencia y aumentar la capacidad de alerta. El contenido natural de la cafeína –la cual es un estimulante del sistema nervioso central- produce efectos beneficiosos sobre la capacidad de atención y la memoria.

Es digestivo. Estimula la secreción gástrica, activa la producción de la bilis y la contracción de la vesícula biliar. Por lo tanto, tomado después de las comidas, facilita la digestión.

Mantiene la función cognitiva en la tercera edad. Numerosas evidencias científicas demuestran que el deterioro cognitivo se reduce a la mitad en las personas que tenían la costumbre de tomar regularmente tres tazas de café al día.

 

Pero cuidado:

Si bien el café parece ser un aliado para la salud, tenemos que prestar atención a sus acompañantes. “Hay que tener cuidado con los agregados, por ejemplo: ¿cuánta azúcar le vas a poner? Y no hay que sumarle crema”. Tampoco es aconsejable beber más de 3 tazas al día.

 

Dato sorprendente:

El café como fertilizante. Los restos de café son buenos fertilizantes para los jardines debido a su alto contenido en nitrógeno. Los restos de café molido también contienen potasio, fósforo, y muchos otros microminerales que ayudan al desarrollo de la planta. Muchos jardineros aseguran que a las rosas les sientan de maravilla los restos de café y cuando se les añade se vuelven grandes y llenas de color.

 

Un poco de historia:

El árbol de café tiene su centro de origen en la lejana Abisinia (en la geografía actual Etiopía), en el oriente de África. En el mundo sobresalen por su importancia comercial, la especie de los cafés arábigos y los de los cafés robustos. La primera especie abarca casi las tres cuartas partes de la producción mundial y se cultiva principalmente en Centro y Sur de América. El cafeto es probablemente originario de la provincia de Kafa, en Etiopía, pero la cuestión no está resuelta completamente.

planta-cafe

 

Una leyenda muy comentada y difundida sobre el origen del café es la de un pastor de Abisinia (actual Etiopía), llamado Kaldi, observó el efecto tonificante de unos pequeños frutos rojos de arbustos en las cabras que lo habían consumido en los montes, efecto comprobado por él mismo al renovarse sus energías. Kaldi llevó unas muestras de hojas y de frutos a un monasterio —o a un santo musulmán, dependiendo de la versión—, donde los monjes probaron el brebaje preparado a base de los frutos, para evitar quedarse dormidos en los oficios nocturnos.

Los datos arqueológicos disponibles hoy en día no permiten afirmar el uso o conocimiento del café antes del siglo XV. Habría sido llevado desde Etiopía a Yemen —donde los sufíes lo usaban para permanecer despiertos durante sus oraciones—, para posteriormente extenderse a Arabia. Se le llamó entonces qahwa (قهوة), que significa vigorizante.

El café llegó a Europa alrededor del año 1600, gracias a los mercaderes venecianos. Se aconsejó al Papa Clemente VIII prohibir el café, pues representaba una amenaza de los infieles. Después de haberlo probado, éste último bautizó la nueva bebida, declarando que dejar sólo a sus infieles el placer de esta bebida sería una lástima. El café fue bien recibido por los monjes por las mismas razones que los imanes: permite mantenerse despierto durante mucho tiempo y mantener el espíritu limpio.

Los musulmanes, celosos de sus plantas de Coffea arábica, prohibieron su exportación. En 1650, un peregrino musulmán, Baba Budan consiguió siete plantas en la India que plantó en Mysore y cuyas plantas descendientes subsisten todavía hoy.

Los holandeses llevaron semillas a la Guayana Holandesa y de allí a la vecina Guayana Francesa. La primera plantación en Brasil se estableció en 1727 con plantas sustraídas de la Guayana Francesa a pesar de fuertes medidas de seguridad impuestas por las autoridades coloniales. Su industria dependía de la práctica de la esclavitud, que se suprimió en 1888.

En 1784 los misioneros capuchinos llevaron las primeras semillas de café a Venezuela desde el Brasil mientras que a Colombia llegaron desde las Antillas Francesas. Los primeros cultivos en pequeña escala se registraron en los últimos tiempos coloniales, sobre todo en el departamento del Magdalena, en 1785.

 

Los 20 mayores productores a nivel mundial, por miles de sacos de granos.

cafe productores