ERNESTO SAMPER ASUME LA SECRETARIA GENERAL DE UNASUR

El ex- presidente colombiano, Ernesto Samper, asumió el pasado 11 de Septiembre como Secretario General de la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR), reemplazando de esta manera, al venezolano Alì Rodríguez Araque.

samper

En su discurso de toma de posesión, E. Samper confirmó que su gestión como Secretario General  de la organización estará orientada a tres agendas claves para la región en su conjunto:

En primer lugar, una agenda social. La misma, apuntará a reducir los niveles desigualdad y a promover políticas de inclusión social. Con esto último, E. Samper asume el compromiso de continuar avanzando en la solución de un problema propio de la estructura social latinoamericana: el hecho de que la región sea la de peor distribución del ingreso y mayor concentración de riqueza de todo el mundo.

En segundo lugar, una agenda económica. La misma, se encuentra estrechamente vinculada a otro elemento estructural propio de la región latinoamericana: la riqueza en recursos naturales. E. Samper, insistió en la necesidad explotar los mismos al máximo posible, con el objetivo de que la región en su conjunto se vea beneficiada a partir de tal proceso. Para esto, será indispensable la incorporación de nuevas tecnologías, capacitación técnica  e infraestructura adecuada.

Por último, una agenda política. En la misma, E. Samper apunta a cuidar al ciudadano latinoamericano, el cual se estaría sintiendo inseguro producto de una multiplicidad de fenómenos. Entre ellos, los altos índices de criminalidad que arroja la región. Personalmente, no desvincularía la criminalidad que experimenta la región y la consecuente sensación de inseguridad que sufre el ciudadano de la misma, del desafío planteado en la primera agenda; es decir,  el hecho de que América Latina es la región más desigual del planeta tierra.

Las agendas propuesta por E. Samper en su toma de posesión, íntimamente relacionadas unas con otras, sin duda son un sólido indicador de su compromiso con la integración e institucionalización regional.

 

Por: Bernardo Dall `Ongaro