La Presidenta Cristina Kirchner se reunió con Ban Ki-Moon en NY

Cristina Kirchner se reunió con el Secretario General de la ONU Ban Ki-Moon y le pidió su apoyo en la pelea con los “fondos buitres”.

El secretario general de Naciones Unidas aseguró que “esta es una cuestión importante para que los Estados miembros discutan más”.

Si bien la ONU es una organización internacional soberana la decisión de las resoluciones importantes pasa por unas pocas Naciones, que priorizan sus intereses, negocios y bienestar por encima del resto del Mundo, pero considero razonable luchar por cambiarla desde dentro e institucionalmente, cómo deben ser tratados los conflictos internacionales de cualquier índole.

Por otra parte los Estados Unidos, defensores acérrimos de sus intereses corporativos, no va a permitir cambios que no le convengan, en este caso con los denominados “fondos buitres”, difícilmente la Argentina consiga algún beneficio por parte de la ONU, que es manejada por los Estados Unidos según le parece. Seria grandioso lograr que la economía esté al servicio de la política y esta de los ciudadanos, en vez de lo contrario, donde los negocios de unos pocos, son más importantes que la soberanía los Países.

Durante la entrevista la jefa de Estado le pidió su apoyo en la pelea con los fondos buitre. Según señalaron desde la oficina de Ban Ki Moon en un comunicado, la mandataria y el secretario general de la ONU “discutieron sobre la deuda argentina y las implicaciones del caso en los esfuerzos de reestructuración de deuda”. Además el comunicado enfatizó: “Esta es una cuestión importante para que los Estados miembros discutan más”.

cristina-ban-ki-moon

Esta reunión se dio luego que la Asamblea General de la ONU adoptó el 9 de septiembre una resolución impulsada por Argentina y el G77 más China, para redactar un marco legal que regule las reestructuraciones de deuda soberana, en medio de la batalla entre Argentina y fondos especulativos.

El sistema financiero internacional funciona con la lógica de repartir ganancias entre privados y nacionalizar las deudas, de estos mismo privados, para que de un modo perverso, los ciudadanos sean los que sostienen las grandes ganancias de las empresas financieras, generando negocios perfectos, en donde no hay riesgo y el lucro es superior a la de cualquier inversión en la economía real.

No es posible que los enormes negociados de grupos especulativos, generen deudas, miseria y pobreza alrededor del mundo. Los Gobiernos Nacionales y sobre todo las personas, deben presionar para que esta lógica termine de una vez y sean los seres humanos la prioridad en el planeta.