Importante ley de reforma aprobada por el Congreso Chileno

Excelente noticia para los chilenos. El proyecto permitirá recaudar unos u$s8.300 millones adicionales para financiar cambios en la educación pública, una de las principales promesas de campaña de la presidenta Michelle Bachelet.

Tras su aprobación en un tercer trámite legislativo en la Cámara de Diputados, el proyecto quedó en condiciones de convertirse en ley –tiene que pasar por el Ejecutivo y someterse a una revisión constitucional- antes del 30 de septiembre, tal como esperaba el Gobierno para contar con recursos a partir del presupuesto fiscal del 2015.

La votación favorable, a la que concurrieron los parlamentarios oficialistas y de oposición, se logró luego de un acuerdo previo suscrito por los senadores, que introdujo varios cambios al proyecto original, aunque no removió los ejes centrales de las reforma.

“Chile puede celebrar, porque estamos entregando señales de estabilidad y de certidumbre para el mercado en un momento en que es más necesario que nunca que todos rememos en la misma dirección”, señaló el ministro de Hacienda, Alberto Arenas, minutos después de la aprobación.

Arenas que expresó su agradecimiento a los parlamentarios de la oficialista Nueva Mayoría “y a los diputados de la oposición, que honraron los acuerdos que hicimos en la Comisión de Hacienda del Senado”, reconoció también “la eficiencia y celeridad” mostrada por el Congreso Nacional durante la tramitación de la reforma.

congreso-salon

“En cinco meses y unos días, a casi seis meses del inicio del actual Gobierno, esta es una ley despachada por el Congreso. Es una muy buena noticia “, sostuvo el jefe de las finanzas públicas.

Declaraciones del ministro Alberto Arenas tras la aprobación de la reforma tributaria en el Congreso

La reforma aprobada es el mayor cambio al sistema impositivo desde principios de la década de 1990 y representa el cumplimiento de uno de los ejes del programa de Bachelet.

Aunque el Gobierno ha asegurado que el nuevo esquema tributario contribuirá a una mayor equidad, su aplicación ha sido resistida por algunos sectores empresariales que han argumentado que impactará la ya desacelerada actividad económica que este año sólo se expandiría en torno a un 2,0 %.

La propuesta contempla variaciones en el impuesto en la renta; más y nuevos incentivos al ahorro y la inversión, así como mecanismos para acrecentar su liquidez; impuestos correctivos; y un conjunto de medidas destinadas a contrarrestar la evasión y la elusión tributaria.

Uno de los mayores cambios apunta al alza del impuesto a las utilidades de las grandes empresas, el que se eleva del 20 al 27 %, además de la eliminación del Fondo de Utilidad Tributaria (FUT), un mecanismo creado bajo la dictadura militar que permitía a las compañías tributar sólo por las ganancias retiradas y no por las reinvertidas.

La normativa aprobada ajusta, además, el tramo mayor de impuestos a las personas, sube la carga impositiva para los alcoholes y el tabaco, entrega mayores facultades al Servicio de Impuestos Internos y aumenta el impuesto de timbres y estampillas, entre otras materias.

 

Uno de los temas que provocó mayores reparos entre los legisladores y que presentó una de las votaciones más ajustadas, incluyendo votos del oficialismo, fue la introducción de parte del Senado de un nuevo artículo transitorio que permite, a partir del 1 de enero de 2015 y hasta el 31 de diciembre del mismo año, un sistema voluntario y extraordinario de declaración de bienes o rentas de personas que se encuentren en el extranjero.

El diputado de Renovación Nacional, Alejandro Santana, integrante de la Comisión de Hacienda, señaló a los periodistas que “cumplimos con el compromiso de estar del lado de la gente más humilde, y lo tradujimos en nuestro voto”.

En tanto, el presidente de la bancada del Partido Socialista, Marcelo Schilling, aseguró que “hoy es un buen día para Chile. Se ha cumplido con el compromiso de recaudar los fondos fiscales para el proyecto de Reforma Educacional”.