El Papa Francisco reclamo a Ban Ki-moon acabar con la economía de la exclusión y la cultura de la muerte

Francisco hizo un llamado a los gobiernos del mundo a través de las Naciones Unidas. Les pidió que generen una “movilización ética global” para frenar la “economía de la exclusión” y la “cultura de la muerte”. El primer papa latinoamericano dio un discurso ante el secretario de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, y las autoridades de las agencias más importantes del organismo mundial este viernes en Roma.

Allí reclamó una “movilización ética global” de solidaridad con los pobres y un nuevo espíritu de generosidad. Asimismo, consideró que una mayor equidad en el progreso económico puede lograrse a través de “la legítima redistribución de los beneficios económicos por parte del Estado, así como la indispensable cooperación entre el sector privado y la sociedad civil”.

Francisco dio un mensaje similar al World Economic Forum en enero, cuando denunció las teorías económicas del “derrame” por incomprobables e ingenuas, lo que provocó que algunos detractores norteamericanos lo llamaran “marxista”.

En su encuentro de este viernes, también le pidió a la ONU que promueva metas de desarrollo global para atacar las causas de la pobreza y el hambre, para proteger el medio ambiente y asegurar el trabajo digno para todos.

“Específicamente, esto significa desafiar todas las formas de injusticia y resistir a la economía de la exclusión, la cultura del descarte y la cultura de la muerte, un riesgo que hoy por hoy ha sido aceptado de manera pasiva”, expresó.

 

Movilización ética mundial:

 

El Papa instó a la ONU a promover una “movilización ética mundial” que acabe con las desigualdades y difunda “un ideal común de fraternidad y solidaridad”. En la reunión, según informaron las agencias EFE y ANSA, Francisco exhortó a poner en marcha medidas “que incidan sobre las causas estructurales de la pobreza y del hambre”.

En ese marco, los invitó a “promover juntos una verdadera movilización ética mundial que, más allá de toda diferencia de credo u opinión política, difunda y aplique un ideal común de fraternidad y solidaridad, sobre todo hacia los más pobres y excluidos”.

El papa afirmó que la ONU debe trabajar para ayudar a “una parte importante de la humanidad” que continúa “excluida de los beneficios del progreso y relegada a seres de segunda categoría”. Asimismo los instó a aprobar programas que consigan “mejoras sustanciales en materia de preservación del ambiente, que garanticen un trabajo decente y útil para todos y den una protección adecuada a la familia”.

el papa

Difundimos las palabras del Papa, porque nos sentimos representados en ellas, justamente dice lo que pensamos. Las desigualdades y los egoísmos son los peores males del Mundo, que generan guerras, muertes y hambre, para hacer cada vez más ricos a un pequeño porcentaje. Si la sociedad fuese más sensible, y le importara la gente necesitada, se podrían solucionar todos los problemas rápidamente, pero lamentablemente los pobres, los que pasan hambre, a casi nadie les importa. Con acciones simple sin grandes complicaciones, la situación actual se puede revertir, pero para eso, debemos ser diferentes los seres humanos, sobre todos los que tienen en sus manos el poder para generar esos cambios necesarios.