Más nervios en la FIFA con la organización del Mundial

La FIFA estalla porque las sedes del torneo se niegan a invertir en la organización de las Fanfest para los aficionados: “Es un error, y tienen que hacerlo. No es opcional”, advirtió el secretario Jerome Valcke. Más problemas para la organización de un evento que a pocos les interesa, fuera de los que tienen negocios involucrados, que han invertido o esperan llevarse una buena cantidade de dinero, el común de la gente está preocupado y ocupado en asuntos más importantes, pero quién mando a Brasil a asumir la organización? Nadie, fue un proyecto del entonces Presidente Lula, entonces deberían cumplir con lo que han acordado.

Fortaleza lanzó su Fanfest, pero Recife y otras ciudades no quieren gastar más dinero.

Crédito: Reuters, Valcke, Fuleco, Ronaldo.

Crédito: Reuters, Valcke, Fuleco, Ronaldo.

La advertencia de Valcke se produce en momentos en que funcionarios en la ciudad nororiental de Recife reiteraron que todavía no saben si van a organizar su Fanfest, un evento que permite a los aficionados sin boletos ver los partidos de forma gratuita en grandes pantallas en espacios públicos.

“Las ciudades que aún no se han comprometido a tener su propio Fanfest, ello es un error, y tienen que hacerlo; no es opcional”, afirmó Valcke tras visitar el sitio donde se organizará la fiesta en la ciudad nororiental de Fortaleza. Debe haber un Fanfest en cada una de las 12 ciudades sede en Brasil. Es obligatorio”.

Valcke enfatizó que estos eventos son un requisito de la FIFA. El organismo rector del fútbol mundial comunicó que no financiará los eventos en su totalidad, aunque está abierto a reducir los requisitos y los costos para ayudar a las ciudades sede. Algunas urbes ya han hecho cambios debido a las preocupaciones de seguridad en torno a las protestas callejeras que se han programado.

“No es algo que estemos pidiendo; tiene que (hacerse)”, afirmó Valcke. “Y espero que las ciudades que aún no estén encaminadas a dar los últimos toques a su fanfest, estén escuchando lo que estoy diciendo”. La FIFA afirma que todas las ciudades firmaron contratos en los que estuvieron de acuerdo con las fiestas, y ha amenazado con demandar a las que no los organicen.

Las autoridades en Recife, que han dicho que la ciudad no invertirá dinero público en fiestas para aficionados, indicaron el jueves que aún intentan encontrar patrocinadores y desconocen si el evento se llevará a cabo o no.

Recife dijo también que no haría comentarios relacionados directamente con la advertencia de Valcke, y señaló que no había un plazo para alcanzar una decisión final sobre su fiesta. La FIFA indicó que algunas ciudades cercanas se han ofrecido como voluntarias para llevar a cabo el evento en caso de que Recife no lo haga.

Los fanfest son sólo una de las preocupaciones de la FIFA en momentos en que Brasil trabaja a destajo con el fin de tener todo listo cuando sólo faltan siete semanas para el partido inaugural de la Copa del Mundo, a disputarse el 12 de junio. Aún falta completar ciertos trabajos de infraestructura y tres de los estadios, incluido el que será sede del encuentro entre Brasil y Croacia, el primero del Mundial.