En Colombia, alcalde que arruina negocios privados es destituido?

El Presidente Juan Manuel Santos llamó a su gabinete para armar un plan urgente por Bogotá,  programó una reunión para el próximo lunes para discutir las medidas de prioridad tras la destitución del alcalde Gustavo Petro. Declaró que en el encuentro participará Rafael Pardo, alcalde encargado de la capital colombiana y ministro de Trabajo, con el fin de tomar decisiones para atacar los problemas de prioridad.santos colombia

Al asumir el jueves, Pardo prometió continuar con el plan de gobierno de Petro y dedicar esfuerzos para mejorar la movilidad de la ciudad, ahogada por un tráfico caótico, y la seguridad ciudadana, las principales demandas de los habitantes de esta urbe de más de siete millones de habitantes.

Gustavo Petro fue elegido alcalde para el período 2012-2015, pero Santos lo destituyó el miércoles acatando una sentencia dictada el 9 de diciembre por la Procuraduría General. La decisión se conoció al mismo tiempo que el alcalde Petro encabezaba una concentración en la Plaza de Bolívar. Es la segunda vez que Bogotá se queda sin alcalde de manera consecutiva. En los últimos seis años ha tenido tres mandatarios: Samuel Moreno, Clara López y Gustavo Petro.

Gustavo_Petro_Mayor_of_Bogota

El procurador Ordóñez había entregado la notificación formal del fallo y, de esa forma, dejaba al presidente de Colombia con un plazo de 10 días para firmar el decreto por medio del cual materializara la destitución de Petro. El ahora ex alcalde de Bogotá está acusado de violar normas de libre competencia a fines de 2012, cuando cambió el sistema de recolección de basura para entregarlo a la empresa estatal de aguas. “Si Santos no acata jurídicamente, me voy de la Alcaldía. Políticamente sería un error muy grande del presidente”, había declarado el ex guerrillero el martes a la emisora La W.

Esta entidad consideró que Petro incurrió en fallas graves al cambiar el sistema de recolección de basura de Bogotá, que pasó en diciembre 2012 de un modelo privado a uno público, lo que durante tres días generó una crisis en ese servicio.

El alcalde intentó, durante cien días, frenar su inhabilitación por quince años para ejercer cargos públicos con recursos en los tribunales, que fueron todos negados, y con un pedido a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), cuyas medidas cautelares el gobierno colombiano no acogió.

En Colombia cualquier intento por defender el patrimonio público es condenado por la elíte gobernante, de esta manera está prohibido ir contra los negocios de las familias ricas Colombianas y sus socios extranjeros en beneficio de los colombianos. Es obvio porque este País es ejemplo a seguir como “modelo” por el FMI y los EEUU, ya que defiende a los intereses privados con todo el rigor de la fuerza pública y realizar negocios en ese territorio es garantía de máximos beneficios.