Cumbre de la “Alianza del Pacífico” en Colombia

0010671048 Durante la apertura de la cumbre de presidentes que se realiza en Cartagena, se puede apreciar los avances del bloque que integran Colombia, México, Perú y Chile. El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, dio inicio a la Cumbre, con un discurso en el que resaltó el gran progreso que viene mostrando el bloque regional en los últimos años. “En todo el mundo están pendientes de nosotros”, afirmó el mandatario. “Esta Alianza tiene lo que el mundo necesita. Nuestros combustibles, nuestros productos mineros…”, expresó Santos, quien al mismo tiempo aseguró que el bloque “avanza a buen ritmo”. Aunque estas palabras altamente positivas y algo egocéntricas, no muestran la realidad de estos países, sobre todo de Colombia, en donde los campesinos son expulsados de sus tierras, en donde la economía es cada vez más concentrada en pocos dueños y de origen extranjero, consecuentemente estos “beneficios” del libre comercio entre el bloque, no quedan en el País y menos aún, llegan a la población.

Los presidentes de Colombia, México, Chile y Perú firmarán un protocolo comercial que dejará en cero el arancel del 92% de los productos que intercambian. Como bien explicó el mandatario en su introducción, “el 8% restante se irá desgravando paulatinamente”. Ese porcentaje corresponderá a productos agrícolas que suelen presentarse como delicados en la negociación de tratados comerciales, como el café, el maíz, el trigo, el banano y el frijol, entre otros.

El Comercio:

Entre los cuatro socios fundadores de la Alianza es aún pequeño. Durante 2012, las exportaciones sumaron 21.119 millones de dólares y las importaciones 22.193 millones, cifra que apenas alcanza al 4% de los intercambios del grupo con el resto del mundo. Sin embargo, los miembros esperan que el nuevo protocolo permita elevar considerablemente el volumen de los intercambios. El protocolo que firmarán los mandatarios incluye otros 17 capítulos, relacionados con la eliminación de visas internas, la movilidad laboral y la promoción conjunta en el exterior de ofertas de inversión y turismo. Uno de los puntos que más destacan los miembros es que los acuerdos permitirán la acumulación de origen de las mercancías. Esto es, que las materias primas e insumos de un país podrán utilizarse en otro y contar en el producto final como si fuera nacional.

Es claro que Estados Unidos, y organismos internacionales como el FMI, apoyen este bloque y a cada uno de los países que lo conforman, porque le proporcionan grandes ganancias y libertad de acción en casi todo el continente a los intereses yankees. Empresas de capitales norteamericanos y europeos, podrán producir directamente en alguno de los miembros del bloque, usar los insumos y materias primas de los demás y a muy bajo costo por la eliminación de aranceles y la explotación de los trabajadores a sueldos miserables.

Adhesión de Costa Rica:

“Para Costa Rica es una gran ocasión, donde propiciaremos el inicio del proceso (de adhesión) en concreto de Costa Rica hacia este importante grupo de naciones”, dijo a la prensa Chinchilla a su llegada a Colombia.  Costa Rica ya fue admitida en la Alianza del Pacífico y está a la espera de que entren en vigor los tratados de libre comercio (TLC), que firmó con México y Colombia. El grupo establece que para ser miembro pleno se requiere tener tratados de libre comercio con cada uno de sus integrantes. Según datos oficiales, el comercio entre Costa Rica y los países de la Alianza del Pacífico pasó de 775 millones de dólares en el 2002 a 2.259,5 millones en 2012. El acuerdo que sea pactado el lunes deberá pasar a trámite legislativo en cada uno de los cuatro países, por lo que las autoridades proyectan que la desgravación podría entrar en vigor en 2015.

Asuntos importantes, pendientes:

No se debate sobre el combate al narcotráfico, siendo México y Colombia, dos de los países con mayores problemas al respecto, en el Mundo. Ni del rol que va a tener EEUU en este bloque, como así tampoco de la relaciones con el Mercosur o la UNASUR.

La inversión educativa, científica y la cooperación han quedado a un lado por el momento, estos temas parece ser que no son de importancia para los presidentes actuales de la “Alianza del Pacífico”, si no que se remite al aspecto comercial y de minería, principalmente.0010671344

Lamentablemente esa alianza del pacífico parece ser una excelente noticia para los grandes capitales multinacionales, y los organismos de créditos internacionales, porque serán los primeros en beneficiarse.

En cambio sería mejor, si impulsaran una defensa de lo “nacional” dentro de cada miembro del bloque, potenciando a las empresas locales, de mediano porte, generando trabajo digno, invirtiendo en educación y tecnología y reduciendo los niveles de violencia urbana, rural, y  reiterados atentados guerrilleros, que poseen Perú, Colombia y México, para de esta manera dar un crecimiento real, con progreso y mejor calidad de vida, a las naciones que participan de este proceso de integración.