Clericot una bebida ideal para el verano. Cómo hacerlo?

Como-hacer-el-clericot-3

Si viajas por el Río de la Plata durante el verano, puedes beber un clericot refrescante, bebida típica en esta y otras regiones sudamericanas. Vas a experimentar un sabor dulce y liviano, ideal para el calor justo en la orillas del río.  Es típica de Argentina y Uruguay, aunque también ha ganado su popularidad en otros países como Brasil, Chile y Venezuela. Al parecer, su origen se remonta a la época de las colonias inglesas en Argentina pues los británicos elaboraron un cóctel llamado claret up, que tenía una preparación parecida con vino clarete, azúcar, jugo de manzana, limón y agua con gas. Los británicos también utilizaban la bebida para paliar la sed que provocaba el incesante calor.

Según los expertos, el verdadero origen de la bebida podría ser la India pero con el paso del tiempo los británicos fueron modificando la receta original. Actualmente, la popularidad del clericot se debe a la posibilidad de sustituir algunos de sus ingredientes, hasta preparar la bebida perfecta para cada uno.

Ingredientes:

  • 1 manzana roja cortada en cubos
  • 1 durazno en cubos
  • 1 kiwi, cortado en cubos
  • Medio ananá o piña.
  • 1 pera cortada en cubos
  • 1 tangerina o mandarina en trozos
  • 1 puñado grande de frutillas o fresas, cortadas en rodajas
  • 2 cucharadas grandes de azúcar
  • 100 ml de agua mineral.
  • 50 ml de Triple sec o Cointreau Liqueur
  • 750 ml de vino (blanco o tinto, pero para el verano preferimos el blanco)
  • Cubos de hielo.

Modo de preparación:

Lo que debes hacer es tomar una jarra grande, coloca dentro los trozos de fruta y adicionar las dos cucharadas de azúcar. Luego tienes que esperar entre 10 ó 15 minutos para que se concentre el sabor de las frutas con el dulce. Ahora añade el vino, el agua mineral o la soda y revuelve suavemente, pero mientras continúas revolviendo y mezclando, añade el Triple sec o Cointreau Liqueur. Ahora adiciona un poco de hielo y listo. Como un plus, puedes agregar un par de hojas de menta, alguna cereza o guinda o rodajas de naranja o de pomelo para que no sea tan dulce.