Lima (Peru)

col-lima

La capital de la Republica del Peru mistura historia, buena gastronomia y naturaleza, en un solo lugar.

La cocina limeña ha sido producto de la fusión de la tradición culinaria del antiguo Perú con la cocina española en su variante más fuertemente influenciada por la presencia morisca en la Península Ibérica y con importantes aportes de las costumbres culinarias traídas de la costa atlántica del África Subsahariana por los esclavos. Posteriormente, este mestizaje se vio influenciado por los usos y costumbres culinarias de los chefs franceses que huyeron de la revolución en su país para radicarse, en buen número, en la capital del Virreinato del Perú.

Igualmente trascendental fue la influencia de las inmigraciones del siglo XIX, que incluyó chinos cantoneses, japoneses e italianos, entre otros orígenes principalmente europeos, además de un fuerte flujo interno desde las zonas rurales a las ciudades, en particular, a Lima en la segunda mitad del siglo XX. La ciudad cuenta además con una amplia variedad de restaurantes de comida criolla, chifas, cebicherías y pollerías. La cocina peruana, ampliamente representada en Lima, tiene varios Récords Guinness por su diversidad y su calidad.

La oferta de restaurantes de toda naturaleza y especialización en la ciudad es notoria. En el 2010 y 2011, se llevó a cabo la Feria Gastronómica Internacional de Lima: Mistura, a comienzos del mes de septiembre en el Parque de la Exposición, ubicado en el centro de Lima. En la edición del 2012, la feria fue trasladada al Parque Campo de Marte con el fin de aumentar el espacio y comenzar a convertirla en un evento gastronómico reconocido a nivel mundial. En la Cuarta Cumbre Internacional de Gastronomía Madrid Fusión 2006, realizada del 17 al 19 de enero del 2006, la ciudad de Lima fue declarada como la Capital Gastronómica de América.

Como el principal punto de entrada al país, Lima ha desarrollado una importante industria del turismo, entre las que resaltan su centro histórico, sus centros arqueológicos, su vida nocturna, los museos, las galerías de arte, las festividades y las tradiciones populares. El centro histórico de Lima, el cual comprende parte de los distritos de Lima y Rímac, fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1988 debido a la importancia que tuvo la ciudad durante el Virreinato del Perú, dejando como testimonio una gran cantidad de legados arquitectónicos. Destacan la Basílica y Convento de San Francisco, la Plaza Mayor, la Catedral de Lima, la Basílica y Convento de Santo Domingo, el Palacio de Torre Tagle, entre otros. El recorrido por las iglesias de la ciudad es muy popular entre los turistas.

En un corto recorrido por el centro de la ciudad podemos encontrar muchas, varias de las cuales datan de los siglos XVI y XVII. Entre ellas destaca la Catedral de Lima y la Basílica de San Francisco, de las cuales se dice que se encuentran unidas por los pasadizos subterráneos de sus catacumbas. También sobresale el Santuario y Monasterio de Las Nazarenas, lugar de peregrinación al Señor de los Milagros, cuyas festividades en el mes de octubre constituyen la más importante manifestación religiosa de Lima y de todos los peruanos. Algunas secciones de las coloniales murallas de Lima todavía pueden ser vistas: tal es el caso del Baluarte Santa Lucía, restos de la antigua fortificación española construida por el virrey Melchor de Navarra y Rocafull alrededor del casco de la ciudad, cuya ubicación colinda en el límite de los Barrios Altos y El Agustino.

Estos finos ejemplos de las fortificaciones medievales españolas fueron utilizadas para defender la ciudad de los ataques de piratas y corsarios. Para ello se recuperó parte de la muralla correspondiente a la zona posterior de la Iglesia de San Francisco, muy cerca del Palacio de Gobierno, en la cual se construyó un parque (llamado Parque La Muralla) y en el cual se puede observar restos de la misma. A media hora del centro histórico, en el distrito de Miraflores se puede visitar el centro turístico y de entretenimiento Larcomar el cual se encuentra sobre los acantilados frente al mar.

La ciudad cuenta con dos parques zoológicos tradicionales: el principal y más antiguo es el Parque de las Leyendas, ubicado en el distrito de San Miguel, y el otro es el Parque Ecológico Huachipa ubicado al este de la ciudad en el distrito de Lurigancho-Chosica. Por otro lado, la oferta de cines es amplia y cuenta con numerosas salas de última generación (3D) que programan estrenos de películas internacionales. Exclusivas playas son visitadas durante los meses de verano, las cuales se ubican en la carretera Panamericana al sur de la ciudad en balnearios como Punta Hermosa, San Bartolo y Asia.